Vértigo

El vértigo es un síntoma que se presenta como una sensación ilusoria de movimiento. Si bien el movimiento no es real, se percibe como si lo fuera.

El vértigo no debe confundirse con un mareo (aunque suele describirse como tal), y tampoco con el miedo a las alturas.

Se trata de una sensación que puede ser de balanceo, de desplazamiento o de rotación. Quien la padece puede sentir que el movimiento afecta al entorno que lo rodea o a su propio cuerpo.

mujer sentada en la playa por vertigo frente al mar

La sensación de mareo es irreal, ya sea por movimiento del entorno o del propio cuerpo.

Etimología del término vértigo

La palabra deriva del latín vertere que significa girar, dar vueltas. Por eso la sensación es descripta, por quien lo padece, como de girar sobre sí mismo. O bien que el suelo se inclina o que el lugar donde el sujeto se encuentra gira.

En este trastorno hay una alteración de la orientación espacial, que suele tener origen en la estructura del oído.

¿A quiénes puede afectar?

Se trata de un problema que no es grave, pero que puede resultar incapacitante en algunas ocasiones. Se afirma que el 80% de la población mundial ha sufrido por lo menos un episodio de vértigo en su vida.

Puede afectar tanto a hombres como a mujeres de cualquier edad, incluso a los niños. Pese a ello, la incidencia del trastorno aumenta a medida que las personas avanzan en edad. Es decir que es mucho más frecuente en adultos mayores.

Tipos de vértigo

Existen dos tipos:

  • Periférico (causado por un problema en el oído interno)
  • Central (generado por un problema del cerebro, en general en el tronco encefálico)

Diferencias con el miedo a las alturas

El miedo a las alturas, llamado acrofobia (del griego akra=altura y fobia=miedo), es una respuesta emocional que se da a ciertas alturas. Consiste en un miedo irracional y exagerado que es parte de un episodio de ansiedad ante miradores elevados, escaleras o precipicios.

Quienes sufren acrofobia suelen reaccionar con una ansiedad intensa cuando saben con anticipación que estarán en un lugar de altura. Algunos síntomas son:

  • palpitaciones
  • falta de aire
  • ahogos
  • inestabilidad
  • inseguridad
  • mareos
  • temblores
  • problemas digestivos
  • preocupación
  • tensión muscular
  • desesperación

Debido a esto, la persona evita situaciones como viajar en avión, subir a atracciones como parques y paisajes de altura. Muchas veces, la ansiedad puede generar ataques de pánico cuando el miedo se transforma en una fobia.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *