Otoño

El otoño es una de las cuatro estaciones del año que va entre el verano y el invierno. Su fecha de comienzo y fin varían según el hemisferio norte y sur, pero es una estación de transición que además tiene características propias.

La característica más conocida del otoño, es la caída de las hojas secas desde los árboles, las mismas que volverán a crecer esta vez verdes en la primavera. Si bien suele ser una estación lluviosa, hay lugares en el mundo donde es seca y con pocos cambios con respecto al resto.


En el hemisferio norte el otoño comienza el 21 de septiembre y termina el 21 de diciembre, mientras que en el sur su inicio es el 21 de marzo y su fin el 21 de junio. Estas fechas son más bien formales, ya que astronómicamente pueden variar levemente, pero nunca más de un día.

En otoño las hojas de los árboles se oscurecen y luego caen para volver a florecer en primavera

Durante el otoño, los días comienzan a hacerse más cortos y oscurece más temprano que en el verano en un proceso gradual. Muchos países deciden cambiar su huso horario para ajustarse a estas horas de luz que son más escasas.


En zonas subtropicales el otoño es una de las dos estaciones del año, con leves variaciones con respecto al verano ya que las temperaturas siguen siendo altas, aunque la cantidad de precipitaciones y ciertos fenómenos metereológicos tienden a variar o aparecer con más fuerza.

El otoño comienza con el equinoccio de otoño y termina con el solsticio de invierno, estos momentos suelen definirse según la posición del planeta con respecto al sol, por lo que los astrónomos los ubican en un día y hora determinada año a año.

Ciertas personas experimentan el llamado Trastorno afectivo estacional, caracterizado por síntomas depresivos por la falta de luz solar, lo que se combate con el uso de luminoterapia evitando muchas veces el uso de fármacos.

En el hemisferio norte hay fiestas típicas del otoño como el Día de todos los Santos, Día de Todos los difuntos, Acción de gracias y Halloween, entre otras. Algunas son religiosas y otras paganas, pero casi todas son variaciones de antiguas tradiciones europeas previas a la llegada del cristianismo.

La palabra otoño deriva del latín autumnus, unión de los términos auctus y annus. Estas palabras unidas hablarían de la plenitud del año.

La palabra otoño suele utilizarse para referirse al fin de un ciclo o el momento en que las personas llegan a su madurez plena, por lo que se suele hablar del otoño de la vida, en que el individuo ya pasó por todos los otros estados.

Ejemplos de uso de otoño

  • El otoño es mi estación preferida del año
  • Las lluvias de otoño suelen causar inundaciones en mi ciudad
  • Mi padre ya está en el otoño de su vida
  • Me encanta ver como las hojas caen en otoño

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *