Panteísmo

El panteísmo es una concepción del mundo, una cosmovisión por la cual el universo, la naturaleza y todo lo que es, son dios mismo.

En su filosofía particular, el panteísmo tiene una percepción en la que el Dios único y supremo en el que creemos quienes tenemos fe, es sinónimo de universo y leyes naturales.

El panteísmo no tiene estipulado un ente superior a la humanidad llamado Dios, ni lo considera Creador.

El panteísmo es una ideología filosófica que tiene múltiples caracterizaciones.

La visión del panteísmo tiene un trasfondo en el politeísmo de la antigüedad, en el que existían muchos dioses o seres divinos.

En el politeísmo, los diferentes dioses son representaciones de principios ancestrales o de fuerzas de la naturaleza, independientes de un único Dios Creador.

Muchas deidades politeístas, salvo las hindúes y egipcias, no son concebidas en un plano etéreo sino en uno físico o corpóreo.

Algunos ejemplos históricos del politeísmo son las antiguas civilizaciones precolombinas mayas, aztecas e incas, como también las antiguas religiones griega, celta, nórdica, norteafricana, entre otras.

En el presente, estas religiones tienen actualidad a través del hinduismo, la religión tradicional china, el sintoísmo japonés, la santería, las religiones afroamericanas.

Volviendo al panteísmo, el significado etimológico de la palabra hace referencia a su filosofía, según lo vemos en la composición del término: en griego pan significa “todo”, y theos es dios.

En términos generales, el panteísmo puede ser considerado como una ideología filosófica, como una forma de ver el mundo.

En el teísmo, que es la concepción que afirma la existencia de un único Ser creador del universo, al que gobierna, se enfrentan dos términos: Dios y el mundo.

El panteísmo, en cambio, realiza una identificación de los dos conceptos (Dios y mundo), sosteniendo que el universo está constituido por una única sustancia primaria, que puede adoptar características distintas, o caracterizaciones diferentes.

El panteísmo sirvió de antesala para el ateísmo, sustentado en la afirmación de que la naturaleza y dios son lo mismo, ya que la divinidad entendida como principio espiritual, se encuentra esparcida por todo el universo.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *