Ir al contenido

OTAN en inglés o NATO en francés, es la sigla de una alianza militar internacional, creada para defender la seguridad de sus países miembros en forma solidaria. Ante el ataque de otra potencia ajena a la OTAN, esta reacciona como una estructura militar.

Liderada por los Estados Unidos, está formada por Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido entre otros países capitalistas de Europa.

La OTAN es la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que se originó con la firma del Tratado de Washington en 1949. Su sude está en Bélgica, ya que Bruselas es uno de los países europeos que la integran.

aviones de combate de la OTAN

La OTAN apoyó a Inglaterra en la guerra de Malvinas, apoyando el accionar de los aviones de combate ingleses.

¿Qué es la OTAN?

Es un organismo internacional de carácter político y militar, que se creó para formar una alianza de seguridad y colaboración de los Estados que lo conforman. Nació en medio de la Guerra Fría a través del Tratado de Washington (1949), que comprometió a los 12 países firmantes a defenderse de Unión Soviética en un hipotético ataque.

¿Por qué se creó la OTAN?

Como decíamos antes, la OTAN se creó con el objetivo de unir a los Estados adheridos en una alianza militar internacional. Su fin es la reacción militar en forma conjunta y solidaria, ante cualquier supuesta agresión de la Unión Soviética o sus aliados.

La OTAN se fundó en la Guerra Fría con doce integrantes, para protegerse conjuntamente de la Unión Soviética. Liderada por Estados Unidos, fue creciendo con los años el número de países que la integran.

¿Qué países la integran hoy?

La integran Norteamérica y treinta países europeos, que se anexaron a los doce iniciales que firmaron en el contexto de la Guerra Fría. Algunos de ellos son:

  • Estados Unidos
  • Canadá
  • Islandia
  • Francia
  • España
  • Alemania
  • Italia
  • Turquía
  • Grecia
  • Hungría
  • Bélgica
  • Bulgaria
  • Estonia
  • Letonia

Su contrapeso: el Pacto de Varsovia

En el contexto de la Guerra Fría, se estableció un nuevo orden mundial bipolar liderado por Unión Soviética y Estados Unidos. Para mantener el equilibrio mundial, y luego de la creación de la OTAN en 1949, Unión Soviética lideró un pacto de amistad y asistencia mutua entre los países del Este.

El objetivo del Pacto de Varsovia (firmado en 1955) era contrarrestar la amenaza de expansión de la OTAN, y en especial el rearme de la República Federal Alemana. Sin enfrentamientos militares, el conflicto se libró sobre bases ideológicas.

El Pacto de Varsovia nació como una contraparte y equilibrio de poder ante la OTAN. Sin embargo, se desmoronó con la caída del muro de Berlín (1989) y el retiro de Alemania oriental tras la reunificación alemana (1990). La propia URSS se disolvió en 1991 y varias de sus ex repúblicas se unieron a la OTAN, como la República Checa, Eslovaquia y los países bálticos.

¿Qué ocurrió con la caída de URSS?

Luego del desmembramiento de la Unión Soviética en 1991, en la que cada uno de los Estados miembros declaró su independencia de Rusia, cayó el Pacto de Varsovia.

Tras la caída de Unión Soviética, la OTAN admitió la incorporación de países que pertenecieron al Pacto de Varsovia, la organización militar rival. Incluso incorporó a antiguas repúblicas soviéticas, como Lituania o Letonia.

Estas incorporaciones de la OTAN tienen alto contenido simbólico, ya que rodean a Rusia con el pretexto de la alianza. Incluso algunos de sus miembros comparten frontera con dicho país, rompiendo una garantía de equilibrio que estaba pactada.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.