Ir al contenido

Narcisismo

El narcisismo es una admiración excesiva por sí mismo, un amor desmesurado por el propio ego. Un exagerado orgullo por las dotes físicas o intelectuales de la propia persona. Las personas narcisistas tienen un sentimiento de grandiosidad por sí mismas, que la hacen insensible a las necesidades de los demás. Son personas egoístas y desconsideradas ante los sentimientos ajenos.

El narcisismo en psicología

es un escalón psicoevolutivo necesario en el desarrollo de la personalidad. Pero en su forma patológica, el trastorno de personalidad narcisista es una afección por la cual las personas tienen distorsionada su autopercepción:

  • Sobreestimando sus habilidades
  • Sintiendo exagerada preocupación por sí mismas
  • Extremo egocentrismo
  • Marcada ausencia de empatía con otras personas.
Narcisismo frente al espejo

El exceso de amor propio.

Los narcisistas tienen un interés obsesivo por sí mismos. Ello hace que persigan metas siempre egoístas, y requieran excesiva admiración y atención permanentes. Exageran sus propios logros o talentos, teniendo expectativas irracionales sobre ellos mismos.

Los narcisos se aprovechan de otros para alcanzar sus propias metas, desdeñando los sentimientos ajenos. Son personas que se creen superiores a las demás y con más derechos, hablando constantemente de sí mismas. Esperan elogios y admiración.

Son hipersensibles a las críticas por lo que se rodean de personas que consideran inferiores. Ello para no sentirse inmensamente afectadas por su profundo sentimiento de minusvalía personal.

El narcisista es una persona envidiosa, y cree que los demás le tienen envidia. Por eso muestra actitudes arrogantes, altivas o prepotentes. Son muy cuidadosos con su aspecto personal, dedicando atención exagerada a su apariencia exterior, su vestimenta y su peinado.

La palabra procede del antiguo mito griego de Narciso, relatado por Ovidio en “Las Metamorfosis”. Una joven de privilegiada hermosura, fruto de la violencia sexual, se enamoró de su propia imagen reflejada en el agua.

Su belleza despertó pasiones en dioses y en mortales, pero no fueron correspondidas por la incapacidad del joven para amar y reconocer los sentimientos ajenos.

Narciso no pudo sustraerse de la fascinación que le causó su propia imagen reflejada en el agua, la cual no podía tocar ni abrazar, pero tampoco quitar su vista de ella. Subyugado por su propia bella imagen en el río, Narciso descuidó sus necesidades básicas y su cuerpo se fue consumiendo hasta convertirse en la flor del narciso, tan bella como maloliente.

Sinónimos de narcisista

narciso, egocentrista, ególatra, presunción, vanidad, afectación.

Antónimos de narcisista

sencillez, humildad, simpleza.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.