Burguesía

Burguesía es un término que se utiliza actualmente en referencia a un sector social que está económicamente acomodado. El vocablo es de origen francés bourgeoisie y se utilizó originalmente en ciencias sociales, especialmente acuñado por la ideología marxista.

En la Edad Media, específicamente en Europa donde surgió la burguesía, se designaba con este término a un grupo social de clase media-alta, compuesto por personas que estaban por debajo de los señores feudales, es decir que no pertenecían a la clase privilegiada de nobles y religiosos, pero tampoco pertenecían al campesinado.

Incialmente burguesía se utilizó para identificar a los habitantes de los «burgos» (partes nuevas de las ciudades bajomedievales europeas) clase social que no pertenecía a los estamentos privilegiados ni a los siervos y no estaban sujetos a la jurisdicción feudal. Algunos burgueses de destacadas familias, llegaron a ejercer el patriciado urbano, especie de poder local en algunas ciudades-estado.

castle-475413_1280

La burguesía es un grupo social formado por comerciantes de joyas, ropa y especias, profesionales, artesanos y personas responsables de la producción (dueños de su propio negocio) que no son obreros, es decir que no hacen trabajos manuales.

En el Antiguo Régimen, la burguesía prosperó y se desarrolló económicamente como una fuerza social influyente. La ausencia de poder político y el gran poder económico alcanzado por la burguesía la llevó a protagonizar los fenómenos conocidos como revoluciones burguesas.

El predominio social de la burguesía creció durante la era de las revoluciones (revolución industrial, revoluciones políticas y sociales burguesas, revolución americana, revolución francesa, ciclos revolucionarios de 1820, 1830 y 18489), y pasó de ser un estamento revolucionario enfrentado a las clases privilegiadas, a ser una clase conservadora, cuyo nuevo enemigo de clase fue el proletariado.

Los partidarios del Antiguo Régimen se amoldaron con cinismo al inevitable triunfo de la revolución, para usarlo en su propio beneficio. Hicieron famosa una lapidaria frase que define su posición: «que todo cambie para que nada cambie».

Entre los valores que defendió históricamente la burguesía cuentan el derecho a la propiedad privada, la división de poderes estatales y las posibilidades de ascenso en la sociedad.

Significados relacionados

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *