Yin y yang

El yin y yang es un concepto taoísta que se refiere a los dos fuerzas principales del universo las cuales son completamente opuestas pero a la vez se complementan perfectamente, por ende es necesario que exista un equilibrio entre ambas para que todo funcione.

Si bien es un concepto taoísta, el yin y yang son parte de la cultura popular y se utilizan en una serie de ámbitos para hablar de equilibrio tanto personal como grupal o social, siendo un término que se usa tanto coloquial como formalmente.


El yin y yang se simboliza con un círculo perfecto en que, cada fuerza identificada con su color, se entrelaza con la otra y, un pequeño punto la penetra, demostrando que cada energía necesita de la otra para poder dar con el equilibrio que gráfica esa esfera.

El símbolo que representa al yin y yang en el universo

Se dice que el yin es lo femenino y el yang lo masculino, atribuyendo a cada uno una serie de características. Cada una nace en la creación y su unión es, dentro del taoísmo, lo que hace que el universo se mantenga.


Los conceptos de yin y yang también se usan en otras religiones y corrientes filosóficas como el confucianismo y otras ideologías orientales. La base de este símbolo se mantiene, pero esa igualdad y equilibrio muestra leves variaciones.

El yin es lo femenino y el yang lo masculino, el primero se relaciona con la tierra, oscuridad, pasividad y absorción, mientras que el segundo corresponde al cielo, luz, actividad y penetración. Estas características son completamente opuestas pero necesitan entre sí.

El simbolismo del yin y yang está presente en la medicina tradicional china, ya que si estas fuerzas pierden su equilibrio la salud se ve perjudicada, por lo que parte de los tratamientos iría a recuperar esa proporción ideal y, de paso la normalidad.

Si estas energías opuestas se desequilibran, la energía negativa sobrepasará la positiva y aquellas características que necesitan complementarse, se presentarán de manera exagerada generando problemas.

En cuanto al símbolo el color negro es el yin femenino y el blanco el yang masculino y, el círculo que los contiene es el universo, por lo que la unión entre el yin y yang son la dualidad que compone el universo.

Prácticas populares como el yoga y feng shui se basan en el concepto de yin y yang buscando el equilibrio ya sea en el cuerpo o en el ambiente, dando paso a la armonía que ambas energías complementarias entregan si están en su justa medida.

Ejemplos de uso de yin y yang

  • El yin y yang representan las fuerzas opuestas y complementarias del universo
  • Para comprender el taoísmo, es necesario examinar el yin y yang como fuerzas que empujan al mundo
  • La medicina oriental cree que hay enfermedades que derivan del desequilibrio entre las energías del yin y yang
  • Juan y María son una muestra de cómo las personalidad opuestas se atraen y complementan, tal como en yin y yang.

Significados relacionados

Etiquetas: