Se llama vegano a todo ser humano en cuya alimentación no está contemplada la carne. Y más aún, el vegano rechaza todo producto cuyo origen sea animal.

Es decir que no se trata solamente de una dieta sin contenido carnívoro, sino que el vegano tiene un tipo de consumo que excluye por completo objetos, prendas de vestir, carteras y accesorios de origen animal.

Alimentos como los huevos, la leche, la manteca, la miel, el queso son algunos ejemplos de productos que evitan los veganos.

Los veganos excluyen de su vida, no sólo de su dieta,  productos derivados de los animales.

Los adeptos al estilo vegano y los vegetarianos van aumentando considerablemente en todas partes del mundo a medida que transcurre el tiempo.

Sin embargo, a pesar del incremento exponencial del que dan cuenta distintos informes de tendencias alimentarias en todo el planeta, es muy bajo el porcentaje de personas veganas y vegetarianas en el mundo.

Las diferencias entre el vegano y el vegetariano van mucho más allá de alimentarse sin carne. El objetivo de no comer productos animales se manifiesta de modos muy diferentes para ambos grupos.

Los vegetarianos excluyen de su dieta cualquier tipo de carne, pollo, pescado, jamón, bistec. Pero los veganos le agregan a esta característica la exclusión de otro tipo de productos derivados de los animales, o producidos con ellos.

Un vegano jamás tendría un sillón de cuero vacuno en el living de su hogar, como tampoco usaría un cinto de cuero o un bolso del mismo material.

¿Por qué un ser humano elige ser vegano?

Algunas de las causas más comunes son:

  • Los derechos de los animales (algunas personas creen que no es justo matar animales o no están de acuerdo con el modo en que son criados para el consumo humano).
  • Llevar una dieta saludable (los riesgos cardiovasculares bajan en un 32%, y los niveles de colesterol disminuyen notablemente al igual que disminuye el índice de masa corporal).
  • Por creencias espirituales o religiosas (la mayoría de los vegetarianos distribuidos en el mundo son hindúes).
  • Simplemente porque no les gusta el sabor de la carne, su olor y su textura.

Con la misma finalidad de lograr una alimentación más sana y saludable, existe otra categoría que es la de los “meat reducers, también llamados semivegetarianos.

Se trata de personas que reducen el consumo de carne sin eliminar completamente de su dieta a los productos animales o derivados de ellos. En estos casos la alimentación se limita a vegetales, ciertos tipos de pescados y mariscos.

Este grupo de personas tiene una práctica más flexible acerca del modo de alimentarse, llamándose a sí mismos practicantes del “flexitarianismo”.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *