Populismo

El populismo, término aún no recogido por la Real Academia Española de Letras, se refiere a aquellos movimientos políticos que construyen su poder a partir de las necesidades y aspiraciones de los sectores populares, apuntando contra la hegemonía cerrada de las oligarquías, para sustituírla por el fortalecimiento democrático del Estado.

La base de desarrollo del Estado de la concepción populista se basa en la industria nacional, por lo que las políticas económicas del Estado tienden a fomentar la industria y manufactura nacional sobre los intereses extranjeros. Los productos producidos localmente reemplazan la importación contribuyendo a la disminución de sus costos en beneficio de la mayoría popular.

Protesta

En lo social la concepción del populismo se sustenta en un proyecto de nación cuya finalidad es cambiar la estructura social, reivindicando derechos históricamente negados a la clase trabajadora.

Entre los rasgos del populismo podemos marcar el clientelismo, donde el líder se vincula con las masas por medio de la demagogia y la persuasión a través del discurso político.

En sentido positivo, se usa el término populismo en referencia al movimiento que persigue como propósito la inclusión social y la construcción del poder mediante la parcipación del pueblo, entendiendo por pueblo (popular) a las clases bajas de la sociedad sin privilegios políticos o económicos.

El término populismo también es usado en forma peyorativa, o en sentido negativo, refiriéndose a propuestas políticas que dicen buscar el bienestar y progreso de un país pero en realidad sólo buscan los votos de los sectores oprimidos beneficiándose con sus necesidades.

En Latinoamérica el populismo se manifestó como expresión política y social de rechazo del régimen oligárquico que no adaptó las estructuras sociales al nuevo escenario resultante de la industrialización, como por ejemplo, la provisión de servicios sociales básicos para satisfacer las necesidades de los asentamientos marginales urbanos. 

En la Argentina Juan Domingo Perón es considerado líder emblemático del populismo, por las numerosas medidas que favorecieron al sector obrero en sus tres mandatos presidenciales. Estas medidas se granjearon la enemistad y formación de un frente opositor liderado por el embajador estadounidense Spruille Braden, llamado frente antiperonista. Luego de la renuncia obligada a la Presidencia de la Nación, que le fuera exigida por un grupo de militares en 1945, Perón permaneció detenido en la Isla Martín García y luego en el Hospital Militar Argerich, de donde fue liberado por una gran movilización popular de la clase obrera frente a Plaza de Mayo el 17 de octubre de 1945.

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *