Mapa conceptual

Un mapa conceptual es una herramienta gráfica que permite visualizar la relación entre conceptos e ideas.

Generalmente, las ideas se representan gráficamente en nodos que siguen una estructura jerárquica, y están conectados con palabras de articulación sobre las líneas para explicar las relaciones.

El mapa conceptual también suele llamarse diagrama conceptual, y tiene características específicas que lo diferencian de las demás herramientas visuales.

Un mapa conceptual es útil para sintetizar visualmente conceptos e ideas.

El mapa conceptual es una sinopsis que grafica un tema en particular para ayudar a su comprensión, una representación del conocimiento que permite ver las ramificaciones y relaciones entre los conceptos. Su lectura tiende a realizarse en forma progresiva de arriba hacia abajo.

Esta técnica es muy útil para el aprendizaje, en especial para estudiantes de nivel medio, universitario y de posgrado, que necesitan resumir los temas para facilitar la apropiación del conocimiento.

El uso de mapas conceptuales posibilita la organización de las ideas, facilitando su comprensión al asociar conceptos y definiciones.

Los mapas conceptuales incluyen conceptos que usualmente se encierran en círculos o rectángulos, unidos por líneas conectoras que enlazan los conceptos.

Las palabras que se escriben sobre la línea conectiva se denominan palabras de enlace o frases de enlace, y son las que especifican la relación ente ambos conceptos. Generalmente son concisas e incluyen un verbo, por ej “causa”, “requiere”, “incluye”.

Los conceptos son patrones que se forman por un mínimo de palabras indispensables para expresar al objeto.

Los conceptos se registran con una etiqueta, que en la mayoría de los casos es una palabra, a veces acompañada por un símbolo y representada por una figura en el diagrama.

Las proposiciones son afirmaciones que contienen dos o más conceptos vinculados por frases de enlace o palabras, para formar una aseveración con significado.

El mapa conceptual debe ser diferenciado de otras herramientas de representación del conocimiento. Sus características particulares son:

  • La estructura proposicional: las relaciones más relevantes entre los conceptos son expresadas a través de palabras de enlace que forman proposiciones (ej: “está compuesto por”). Las proposiciones son declaraciones significativas que contienen conceptos conectados. Los dos conceptos enlazados deben formar una oración corta con significado, lo que nos permite afirmar que un mapa conceptual es la representación gráfica de un conjunto de proposiciones acerca de un tema.
  • La estructura jerárquica: en la jerarquía de conceptos que existe en toda área de conocimiento, los más genéricos están arriba de la escala jerárquica, y los menos generales están abajo. La pregunta de enfoque se ubica en la parte superior como punto de referencia del mapa.
  • La pregunta de enfoque: es la que especifica con claridad el problema que se trata de representar. Todo mapa conceptual debe responder a una pregunta de enfoque.
  • Los enlaces cruzados: representan saltos creativos del mapa conceptual, al relacionar conceptos de distintos dominios de conocimiento o distintos segmentos del mapa.
  • La fundamentación teórica: está basada en fundamentaciones psicológicas y epistemológicas.

La popularidad del mapa conceptual fue extendida rápidamente por todo el mundo en todas las edades, como una manera de expresar el conocimiento.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *