El hígado es uno de los órganos vitales de nuestro cuerpo, y el más grande del organismo. Pesa cerca de un kilo y medio, tiene 26 cm de ancho, de forma aplanada, triangular y color oscuro.

El hígado interviene en la función digestiva, además del proceso y distribución de los nutrientes. Está ubicado en la parte superior derecha del abdomen, detrás de las costillas inferiores.

Si bien el hígado no tiene el protagonismo del corazón, los pulmones y el cerebro, es vital para mantener un estado correcto de salud.

Hombre tomándose el abdomen con dolor en el hígado

El dolor abdominal suele relacionarse con el hígado.

¿Dónde está ubicado el hígado?

Está ubicado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma, por encima del estómago, del riñón derecho y los intestinos.

La irrigación sanguínea que recibe es de dos fuentes:

  • Arteria hepática, de la que fluye sangre oxigenada hacia el hígado
  • Vena porta hepática que le lleva sangre rica en nutrientes desde los intestinos

¿Cuáles son las funciones del hígado?

Que se trate del órgano interno de mayor tamaño del organismo no es casualidad. En su interior ocurren muchas reacciones fisiológicas que regulan todos los procesos corporales. Ello justifica que ocupe tanto espacio: se ocupa desde digerir alimentos hasta depurar la sangre de fármacos.

Entre sus variadas funciones, que son más de 500 según la ciencia médica, podemos mencionar:

  • Producción de bilis, que ayuda a transportar los deshechos y descomponer en el intestino las grasas durante la digestión
  • Depuración de fármacos, alcohol y otras sustancias nocivas de la sangre
  • Conversión del exceso de glucosa en glucógeno de almacenamiento (el que puede luego convertirse en glucosa nuevamente para obtener energía)
  • Almacenamiento y equilibrio de glucosa (que libera o retiene según los niveles en sangre)
  • Producción de ciertas proteínas necesarias para el plasma sanguíneo
  • Conversión de amoníaco en urea (esencial para la producción de orina por parte de los riñones)
  • Almacenamiento de hierro
  • Regulación de la coagulación sanguínea
  • Resistencia a las infecciones a través de la producción de factores de inmunidad
  • Creación de colesterol y proteínas para el transporte de grasas

Luego de descomponer las sustancias nocivas, éstas se excretan en la bilis o en la sangre. La bilis ingresa al intestino y sale del cuerpo en forma de heces. La sangre libera las sustancias nocivas a través de la orina.

¿Por qué hay que cuidarlo?

Cuidar el hígado es imprescindible ya que está formado por células y estructuras muy sensibles. Si estas células pierden funcionalidad, la salud de todo el organismo está comprometida.

Para cuidarlo, es necesario evitar los excesos de alcohol y otras sustancias. Las fallas de las estructuras hepáticas pueden tener la gravedad suficiente para requerir un trasplante de hígado. Este es uno de los procedimientos quirúrgicos más costosos de la medicina.

Enfermedades más frecuentes

Hay enfermedades causadas por virus, como las hepatitis. Y otras son el resultado de un consumo excesivo de sustancias como el alcohol o las drogas. Una lesión de larga duración en el hígado puede causar cirrosis.

El cáncer es una enfermedad que puede presentarse en forma metastásica (con origen en otro órgano) o ser originaria de las células hepáticas. En este caso se llama cáncer de hígado.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *