Burundanga

La burundanga es una sustancia alcaloide, que deriva de varios géneros de plantas solanáceas, de la familia de las herbáceas.

Popularmente conocida como burundanga, este alcaloide natural se denomina escopolamina o hiosciamina. Pertenece al grupo farmacológico de los antimuscarínicos.

La burundanga suele usarse con fines delictivos, ya que tiene la capacidad de controlar a una persona con el fin de someterla.

burundanga deriva de la flor de las dateras

Una de las cornetas de la familia de las dateras, de la que se extrae el alcaloide.

¿De dónde proviene la burundanga?

La escopolamina es una droga que deriva de plantas afrocubanas, de la especie “datura”. Estas plantas contienen concentraciones diferentes en sus raíces, hojas y semillas, según el tipo de especie. La palabra se origina en África, donde significa brebaje.

Sin embargo estas plantas ornamentales, se encuentran fácilmente en América Latina y en España. Su flor blanca con forma acampanada, contiene semillas compuestas por dos alcaloides:

  1. Escopolamina
  2. Hiosciamina

Entre las especies vegetales que permiten aislar estos alcaloides, se encuentran:

  • la belladona
  • los beleños
  • el estramonio
  • las trompetas de ángel
  • la escopolia (planta venenosa)
  • las mandrágoras

La escopolamina es producto del metabolismo secundario de las daturas, y fue aislada por primera vez por el químico alemán Albert Ladenburg en 1880.

Características de la burundanga

Una de las características que la distingue es la rapidez con la que actúa luego de su ingesta. Ya sea por vía oral, cutánea o respiratoria, atraviesa con facilidad el sistema nervioso central y periférico.

Popularmente se identifica la escopolamina por sus propiedades para generar la vulnerabilidad de la persona afectada, con amnesia de lo ocurrido.

Por eso está incluida entre las sustancias que producen “sumisión química para llevar a cabo delitos como robo, abuso sexual y violación.

¿Cuáles son sus efectos fisiológicos?

Entre los efectos más comunes está la capacidad de anular la voluntad de quien la ingiere, y la ausencia de recuerdos posteriores.

Una vez que la sustancia ingresó al sistema nervioso central, produce un estado completo de pasividad. Además, la persona tiene una actitud autómata, que recibe y ejecuta órdenes sin presentar oposición.

Por otra parte, la burundanga tiene efectos alucinógenos, y según la dosis suministrada puede causar síntomas como:

  • sueño
  • sumisión
  • hipertensión

Uso en medicina

En dosis mínimas y bajo prescripción médica, la escopolamina sirve para tratamiento y prevención de vómitos y mareos causados por el movimiento. También su uso es habitual para dilatación de las pupilas en los exámenes oftalmológicos, como el fondo de ojos.

Asimismo es útil como antiespasmódico y analgésico local. Sin embargo, en dosis elevadas o descontroladas puede causar intoxicación.

En estos casos fuera de control los efectos suelen desencadenar:

  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • arritmias
  • taquicardia severa
  • insuficiencia respiratoria
  • delirios
  • psicosis
  • parálisis
  • estupor
  • colapso vascular
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.