Axiomas de la comunicación

Los axiomas de la comunicación son principios o verdades evidentes en el campo de la comunicación, que no requieren demostración alguna.

El término axioma refiere a normas o principios universales en un área determinada, que no necesitan ser demostrados.

La comunicación sólo puede ser concebida en un contexto.

La comunicación es fundamental para la supervivencia de todos los seres vivos, inclusive de los animales.

Comunicarse es el acto de transmitir un mensaje a través de códigos conocidos por el interlocutor, involucrando en este acto todo nuestro cuerpo, por eso cada vez que establecemos un diálogo estamos modificando nuestra conducta y la del otro.

Si bien los axiomas de la comunicación son reglas generales, es importante el rol que tiene la cultura al momento de explicar los significados de los actos comunicativos.

Cada cultura tiene su propia percepción y manera de ver el mundo, y un significado propio para cada aspecto de la comunicación.

Por eso la comunicación entre los seres humanos no puede ser concebida sin tener en cuenta el contexto en el que se produce. La existencia de múltiples idiomas y la diversidad cultural hace que no todos compartamos los mismos códigos.

Los axiomas de la comunicación responden a la propia estructura del lenguaje y acto comunicativo, siendo los que permiten dotar de significado a la comunicación humana y comprenderla cualitativamente.

La Teoría de la Comunicación Humana de Watzlawick, Jackson y Beavin analiza la parte pragmática del lenguaje, y la forma en que la comunicación puede modificar el comportamiento.

Este conocimiento es importante para poder modificar patrones de comunicación desadaptados y incluso patológicos.

Los mensajes intercambiados por los seres humanos emanan del cuerpo a través de gestos, movimientos, posturas; del habla a través de verbalizaciones, el tono de voz, el volumen; y el contexto inmediato (situación social, cultural, física).

Según la Teoría de la Comunicación Humana antes mencionada, en todo acto comunicativo se cumplen cinco axiomas de la comunicación que nos ayudan a entender cómo interaccionan las personas y envían información a sus semejantes:

  1. Todo comportamiento es comunicativo: es imposible no comunicar. Independientemente de nuestra voluntad, aún comunicamos con nuestro silencio, con la indiferencia o con lo que no hacemos. Por ejemplo no corregir un error de un empleado, lo hará pensar que está actuando correctamente.
  2. La interacción entre relación y contenido: la interpretación del mensaje dependerá de la relación entre las personas que se comunican. El contenido del mensaje aporta lo que se dice, y la relación entre los interlocutores el cómo interpretarlo.
  3. Puntuación en la secuencia de los hechos: toda interacción es bidireccional, emisor y receptor se afectan recíprocamente. La perspectiva de lo que ocurre es arbitraria y personal según el interlocutor que realiza la puntuación. Una esposa alcohólica justificará su problema por las ausencias reiteradas del esposo; y el esposo justificará sus ausencias para alejarse de la problemática de la esposa.
  4. Comunicación digital y analógica: ambos aspectos se dan en toda comunicación, por lo que es tan importante lo que se dice (lo verbal) como lo analógico (lo no verbal), por eso hay que valorar los dos aspectos.
  5. Simetría y complementariedad en la interacción: este axioma es importante en lo organizacional, ya que la comunicación puede darse en forma simétrica (las partes se encuentran en una posición igualitaria), y complementaria (donde existe una posición de autoridad).

Significados relacionados

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *