Terapia Ocupacional

La Terapia Ocupacional, conocida por la sigla TO, es una disciplina socio sanitaria que tiene como finalidad devolver la autonomía personal a los sujetos que padecen un deterioro físico o una discapacidad.

La Terapia Ocupacional no se ocupa de entretener a las personas ni de mantenerlas ocupadas, como describe literalmente su nombre.

Sino que su función es obtener la máxima funcionalidad de las personas que padecen algún tipo de limitación, sea cognitiva, física o conductual.

El logro de este importante objetivo se realiza a través de actividades con sentido terapéutico, talleres específicos con objetivos tanto generales como particulares.

La terapia ocupacional procura lograr la autonomía y reinserción de personas con algún tipo de limitación.

La Terapia Ocupacional fue definida por la Organización Mundial de la Salud como “el conjunto de técnicas, métodos y acciones que, a través de la aplicación de actividades con fines terapéuticos, mantiene y previene la salud favoreciendo la restauración de las funciones, supliendo los déficits invalidantes y valorando los supuestos comportamentales y su significación profunda, para lograr la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos, laborales, mentales, físicos y sociales”.

En otras palabras, la terapia ocupacional procura devolver la dignidad a los pacientes y mejorar su calidad de vida. Por distintas causas existen personas que no pueden vestirse en forma autónoma, o utilizar el tenedor y el cuchillo para alimentarse por sus propios medios.

A través de actividades puntuales con objetivos específicos, las personas que sufrieron deterioros por alguna enfermedad, discapacidad o déficit, tienen la oportunidad de recuperación y adaptación al nuevo estado de salud en que se encuentran gracias a la terapia ocupacional.

El terapeuta ocupacional valora el estado de salud del paciente, su funcionalidad y el entorno en el que se desenvuelve, utilizando la ocupación y la actividad como medio terapéutico.

El profesional en terapia ocupacional tiene en cuenta otros aspectos importantes para la recuperación del paciente como son los recursos familiares, sociales, económicos y el entorno domiciliario, piezas fundamentales para la valoración global de la situación de salud.

Etiquetas:t

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *