Ir al contenido

La apraxia es un trastorno del sistema nervioso por el que la persona no puede realizar movimientos o llevar a cabo tareas cuando se lo solicita, aunque entienda el pedido.

La apraxia afecta al cerebro, causada por un daño cerebral. A pesar de entender y tener voluntad de acción, la persona no tiene capacidad para accionar.

Muchas veces la apraxia es adquirida, cuando ocurre en alguien que previamente era capaz de desarrollar una destreza o de llevar a cabo una acción.

apraxia en hombre en silla de ruedas

La discapacidad puede limitar la movilidad y la marcha.

¿Qué es la apraxia?

Se trata de un trastorno neurológico cuya característica es la pérdida de la capacidad para llevar a cabo movimientos aprendidos, que le eran familiares. A pesar de tener el deseo de realizarlos, y la capacidad física (coordinación y tono muscular) para hacerlo, el paciente no puede actuar.

En síntesis, existe una disociación entre la intención o idea de hacer algo, y la ejecución motora, ya que el paciente carece de control de sus acciones.

En este trastorno, la persona tiene una dificultad marcada para hacer un movimiento cuando se le solicita hacerlo. Sin embargo, puede fácilmente hacerlo de manera espontánea.

A diferencia de las dispraxias, estas se deben a un error de construcción interna de las fases del movimiento. En cambio las apraxias se tratan de la pérdida de una acción aprendida previamente.

Causas de apraxia

Generalmente, la causa es una lesión del hemisferio cerebral dominante del habla (el izquierdo). Como también puede causarla una lesión del cuerpo calloso. Además, casi siempre los pacientes cursan en forma concomitante con afasia.

El trastorno puede observarse en el nacimiento, aunque los síntomas aparecen a medida que el niño se desarrolla y crece. Cuando la apraxia es adquirida, las causas más comunes son.

  • tumor cerebral
  • demencia
  • accidente cerebrovascular
  • hidrocefalia
  • lesión cerebral traumática
  • enfermedad neurodegenerativa

¿Qué tipos existen?

Se conocen diferentes clases, según su relación con el movimiento a realizar. Las principales apraxias son:

  • Ideacional: se pierde la capacidad mental para formular verbalmente las secuencias de los procesos vinculados con la acción (por ejemplo se le pide que exprese en voz alta los movimientos para llevar la cuchara a la boca, y no logra hacerlo)
  • Construccional: aquí los trastornos de la construcción en el espacio impide escribir y reproducir dibujos simples
  • Ideomotora: el paciente planifica actividades motoras con éxito, sin poder expresarlas
  • Bucolingual: o bucofacial, o bucolinguofacial, relevante en las apraxias fonoauditivas como el movimiento de labios, lengua, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.