Pensamiento divergente

El pensamiento es todo aquello que crea la mente por la actividad del intelecto, es decir que incluye todo lo relacionado con la mente, se trate de lo racional, lo abstracto, la imaginación, lo artístico, lo creativo, etc. Pensamiento divergente es aquel que discrepa, se separa, diverge o discorda de las estrategias lógicas ortodoxas para la resolución de problemas.

Es natural que nuestro cerebro aborde los problemas de un modo racional, con un enfoque lógico en base a lo aprendido por la experiencia y el conocimiento. Sin embargo, hay problemas que parecen no tener solución lógica, pero que a la luz de una nueva perspectiva tienen sencilla resolución.

lamp-432247_1280

Por ejemplo: ¿por qué no se mojaron los papeles que cayeron sobre la taza llena de café en la oficina? Porque si bien la presunción asimila café con líquido, los papeles cayeron sobre una taza llena de café en grano.

El pensamiento divergente está relacionado con la creatividad y la imaginación, y no con la lógica racional. Es decir que su objetivo, es alcanzar soluciones a través de la generación de ideas que escapan al lineamiento habitual.

También llamado pensamiento lateral, el pensamiento divergente se enfoca en la búsqueda de alternativas creativas o posibilidades diferentes para la resolución de una problemática.

El pensamiento lateral o divergente es una buena técnica para motorizar el cambio, ya que es un método de pensamiento creativo que busca estrategias para resolver problemas individuales o grupales, que habitualmente serían ignoradas por el pensamiento lógico.

El enfoque de los problemas no se basa en un pensamiento lineal, sino que se enfrentan las problemáticas con la mente abierta formulando preguntas generales para enmarcar el problema, y preguntando luego en forma más específica examinando las hipótesis aún más obvias. Se someten a examen hasta los datos más conocidos para acercarse a alguna alternativa de solución.

La imaginación y la creatividad permitirán observar desde otro ángulo los problemas, poniendo el foco en aspectos nunca atendidos, ignorados e inusuales, rompiendo la costumbre tradicional de mirarlos siempre desde un mismo enfoque.

El pensamiento lateral es un modo creativo de utilizar el cerebro pero prescindiendo de la lógica, con todo lo irracional que esto parece. La esencia del pensamiento divergente es avanzar en base a posibilidades, ya que le interesa más la acción que las teorías descriptivas. Son términos comunes «por lo general», «normalmente», «a veces», en lugar de las afirmaciones categóricas del pensamiento convencional (siempre, nunca, todos).

La técnica se basa en romper los patrones tradicionales logrando ideas innovadoras, teniendo una nueva actitud de pensamiento basada en provocaciones a nuestro pensamiento natural.

El pensamiento divergente implica una completa educación de nuestra mente que nos permita desarrollar un proceso creativo efectivo.

Significados relacionados

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *