Ombudsman

Ombudsman significa Defensor del Pueblo, entendida como una institución de defensoría popular para protección de las personas.

El Ombudsman es una especie de delegado que se encarga de tramitar y resolver acerca del fondo de un asunto, representando a los ciudadanos.

El Defensor del Pueblo es quien investiga las quejas de los particulares acerca de las empresas, de los servicios, de los empleadores, del gobierno, de las universidades, o de cualquier entidad desde la que hubo una supuesta conducta abusiva.

Ombudsman significa Defensoría del Pueblo.

La existencia del Ombudsman ha proliferado por todo el mundo, adquiriendo una relevancia sobresaliente en nuestros días.

Ombudsman es un término originario de Suecia, integrado por ombud que significa “el que actúa como vocero, representante o defensor legal de otro”, y man cuya traducción es “hombre”.

El término se le atribuye al jurista sueco Hans Harta, miembro de la Comisión Constitucional que redactó la Carta Magna de Suecia en el año 1809, ordenamiento jurídico en el que se estableció el Ombudsman como una institución jurídica de ese país.

Pese a su origen sueco, la historia del Ombudsman es muy emblemática en todos los países.

Se creó originariamente con el fin de escrutar al gobierno en relación al cumplimiento de sus responsabilidades, y también a los excesos en el ejercicio de sus funciones.

Con el transcurso del tiempo y hasta la actualidad, la figura del Ombudsman se fue transformando en una institución cuya principal finalidad es velar por el respeto de los derechos de las personas y la violación de los derechos fundamentales.

El tipo de procedimiento que define el Ombudsman es no jurisdiccional, y muy efectivo en la rápida protección de las violaciones de los derechos primordiales de las personas.

El Defensor del Pueblo es un defensor de los derechos fundamentales de las personas, antecedente del defensor de los derechos humanos. Por ejemplo en México, el Ombudsman es reconocido como el representante de la Comisión de los Derechos Humanos.

La Defensoría del Pueblo es un organismo independiente que actúa con plena autonomía, sin recibir instrucciones de ninguna autoridad gubernamental.

Es instituido por el Congreso Nacional, es decir que designado y también removido por dicha institución, con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de cada Cámara Legislativa. Su mandato tiene una duración de cinco años, pudiendo ser reelegido sólo una vez.

El Ombudsman tiene facultades para realizar actuaciones judiciales, o sea que tiene legitimación procesal.

En Argentina es la única institución nacional de derechos humanos reconocida por las Naciones Unidas, y su reconocimiento tiene el estatus de clase A (el más alto posible) por adecuarse a los principios de París.

El Ombudsman fue incorporado al orden normativo vigente argentino a través de la reforma constitucional del año 1994.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *