Hidratación

La hidratación es el proceso de añadir líquidos a un objeto, individuo u otro ser, lo que se da forma recurrente de manera de garantizar el buen funcionamiento o vida, especialmente cuando se refiere a seres vivos como humanos, animales o plantas, siendo el agua la sustancia que se utiliza en la mayoría de los casos.

La hidratación puede darse directamente desde el ambiente o por la participación humana. La naturaleza entrega formas de hidratarse desde el aire o suelo y, tanto objetos como cuerpos pueden absorverla mediante procesos vitales.


En cuanto el cuerpo humano, el mantenerse hidratado es básico para su funcionamiento y no puede vivir sin este. Si bien es necesario un consumo mínimo de líquidos, en personas que hacen ejercicios o grandes esfuerzos corporales, se requiere más hidratación para evitar daños.

Una vez que un cuerpo o se hidrata y realiza sus procesos, luego excreta el sobrante, ya sea a través de la transpiración o, en el caso de personas o animales, la orina. Para que esto se de, los sistemas del cuerpo deben estar funcionando bien.


A través de la hidratación todas las células del cuerpo reciben reciben un componente necesario, no sólo los órganos, sino que también músculos y cuerpo, no por nada los humanos están compuestos entre un 60% y 80% de agua, ello según la edad, siendo más abundante en los niños.

La humedad del ambiente también juega un rol importante en la hidratación, especialmente de vegetación, lo mismo con fenómenos meteorológicos como la lluvia, pero un exceso de hidratación también puede ser negativo.

En los humanos, la principal fuente de hidratación es el agua o bebidas y alimentos constituidos por agua en parte importante. La cantidad de hidratación necesaria para cada organismo no es fija, sino que inciden factores como el clima, actividad física y condiciones de salud.

El término hidratación deriva del griego hydor y el sufijo latino cion. El primero significa agua y el segundo acción y efecto, por lo que su significado sería la acción y efecto del agua. Varias palabras derivan del mismo vocablo griego con diferentes sufijos.

A través de la hidratación, el cuerpo no solo recibe agua propiamente tal, sino que esta viene con otros nutrientes claves para el funcionamiento del organismo como por ejemplo el potasio, por ende, la pérdida de agua por culpa de alguna enfermedad o la transpiración puede afectar a órganos que dependen de estos elementos químicos.

Ejemplos de uso de hidratación

  • El médico concluyó que el desmayo de la artista se debió a falta de hidratación
  • Los deportistas necesitan hidratación continua para suplir la que pierden durante la actividad física
  • Las plantas son capaces de obtener hidratación desde el ambiente
  • Los pacientes con falla renal necesitan cuidar sus niveles de hidratación

Sinónimos de hidratación

humedecimiento, absorción

Antónimos de hidratación

deshidratación, desecación

Significados relacionados

Etiquetas: