Ir al contenido

El término aceite designa en forma genérica a la gran diversidad de líquidos grasos que no se disuelven en agua.

El aceite tiene distintos orígenes, uno de ellos está conformado por ácidos grasos o bien por hidrocarburos derivados del petróleo.

De origen mineral, animal o vegetal, el aceite es una sustancia combustible menos densa que el agua.

plantas de oliva y jarra de aceite

Producto proveniente de los olivares

¿Qué es el aceite?

Según la Real Academia Española de Letras, hay varias acepciones:

  • Líquido de tenor graso que se obtiene de semillas o frutos (algodón, nueces, almendras, coco). Y también de algunos animales como la foca, el bacalao o la ballena. Así surge el aceite de maíz, de girasol, de hígado de bacalao, de oliva.
  • Líquido de origen natural como el petróleo, o el que se obtiene por la destilación de ciertos minerales.
  • Por último, sustancia grasa o líquida, de menor densidad que el agua, que puede obtenerse en forma sintética.

Industria alimentaria

Una fuente de productos químicos son los derivados de la producción agrícola y forestal. Estas materias primas son las que proporcionan aceite, grasas e hidratos de carbono.

Pese a la renovación constante de ellas, la demanda mundial de energía y alimentos hace que la disponibilidad sea limitada para el uso de la Industria Química.

El uso y campo principal de aplicación de grasas y aceites lo encontramos en la industria alimentaria. Los productos más importantes son la manteca, el aceite de oliva, de girasol y el de soja.

También hay otros usos desde el punto de vista industrial:

  • fabricación de jabones
  • preparación de pinturas
  • formación de barnices

Extracción de aceite

La extracción de grasas y aceite en forma natural para ser transformados por la industria, constituyen un sector industrial de gran relevancia económica.

Las materias primas que se utilizan en forma preferencial son:

  • sebos y tocinos animales
  • huesos
  • productos secundarios de fábricas de harina de pescado, como vísceras y extractos
  • semillas oleaginosas
  • aceitunas

Métodos de extracción de oleaginosas

Para obtener aceites vegetales que proceden de las semillas oleaginosas se siguen dos pasos:

  1. descortezar las semillas
  2. triturarlas y calentarlas con vapor para dilatar los tejidos celulares
  3. someterlas a presión con prensas continuas que alcanzan alta presión y temperatura

Una vez peladas, las oleaginosas contienen un 45% del aceite. Para obtenerlo se utiliza el prensado, y la extracción con disolventes. De este proceso descripto anteriormente, se obtiene el aceite crudo. Luego se decanta, se filtra y se refina.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.