Heterosexual

Heterosexual se denomina a aquel que siente inclinación sexual por personas del sexo opuesto. Es decir que la heterosexualidad es una orientación sexual por la que un hombre es atraído por mujeres, y una mujer es atraída por hombres. La heterosexualidad es la orientación sexual que predomina en el mundo, y garantiza la reproducción de la especie humana.

La persona heterosexual se diferencia de la homosexual (derivada del griego homo que significa igual) que siente atracción por personas del mismo sexo que el suyo. El hombre homosexual se denomina gay, y la mujer homosexual se denomina lesbiana.

Asimismo debe diferenciarse de la bisexualidad, que es la condición por la cual las personas sienten atracción sexual por personas de ambos sexos, es decir por personas de sexo contrario y por personas de su propio sexo.

La homosexualidad no es una enfermedad sino una preferencia sexual, y está legislada de manera diferente según el país y la cultura de que se trate. Frecuentemente la situación social y legal de los homosexuales es motivo de polémicas.

La heterosexualidad es necesaria para constituir la familia, primer grupo social de importancia para el individuo. La familia es la célula básica de la sociedad, y en ella se construyen los principios, creencias y valores que forman parte de la identidad de la persona.

La Biblia no admite otro tipo de relación sexual que la del hombre y la mujer, fundada en el principio básico de la reproducción.

Actualmente, el pluralismo social dio lugar a doctrinas diferentes a las tradicionales, que tomaron posición ideológica en relación a la discriminación sexual y de géneros, como así también a la homofobia.

Algunos atribuyen la orientación sexual a una razón genética, y otros piensan que la experiencia determina la elección de acuerdo a la preferencia de cada uno.

Sin embargo, la subsistencia natural de la especie humana sólo se hace posible en base al mantenimiento de relaciones heterosexuales, argumento que valida la calificación de antinatural que esgrimen los defensores de la heterosexualidad.

Etiquetas:h

4 pensamientos en “Heterosexual”

  1. Aunque el hombre diseñe leyes que aprueben prácticas contrarias a la Biblia y que sean aprobadas por la sociedad, eso no significa que sean aprobadas por Dios. Su Palabra es eterna e inmutable, el texto sigue diciendo que para Dios es abominación el homosexualismo, el lesbianismo, el bisexualismo, como lo es el adulterio y la fornicación. Sin embargo Dios nos dio el libre albedrío y cada quien procede según su conciencia y eso se respeta aunque no se comparta. Llegará un día cuando tendrá que comparecer ante Dios y rendir cuentas de sus actos.
    La Palabra es clara: Varón y hembra los creó. Génesis 1:27.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *