Cacofonía

La repetición de sílabas o palabras con sonido similar genera una cacofonía.

Es un vicio del lenguaje que se produce cuando la pronunciación de las palabras de una frase suena mal, porque se repiten los fonemas.

Por ejemplo una cacofonía es decir que algo debe hacerse “de forma formal”.

La cacofonía es un vicio del lenguaje que se refleja en la pronunciación de las palabras.

Estos vicios del decir suelen ocurrir de modo inconsciente en el lenguaje oral o escrito, al momento de expresar una idea.

Aunque la expresión del concepto sea correcta en su construcción gramatical y en su sintaxis, existe una disonancia en la pronunciación.

La cacofonía sucede cuando dentro de una frase utilizamos sílabas que tienen idéntica pronunciación, o por lo menos una muy parecida, afectando el sonido del fonema.

Cuando ello ocurre es muy desagradable a los ojos y al oído del lector, por eso es considerada un vicio del lenguaje.

Uso en la literatura

En forma deliberada, los trabalenguas utilizan la cacofonía como recurso para dificultar la dicción, o bien para desarrollarla.

El trabalenguas es una propuesta de juego de la literatura oral, cuyo fin es decir en voz alta un texto difícil de pronunciar.

Se trata de una herramienta humorística aplicada a la pedagogía, a través de textos cortos que repiten sonidos, que al decirlos hace que se nos trabe la lengua, como lo indica su nombre.

Por ejemplo es conocido el trabalenguas de los “tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal, en tres tristes trastos tragaban trigo tres tristes tigres”.

La cacofonía se usa en el campo didáctico para mejorar la fluidez en la dicción de los niños, y en especial en la adolescencia en la enseñanza de lenguas extranjeras.

Uso en el humor

También los humoristas se valen de este recurso para hacer juegos de palabras y generar un efecto gracioso en su arte.

Los pueblos rurales, alejados de las grandes urbes, suelen usar la cacofonía en forma frecuente, donde la riqueza del léxico es escasa para la comunicación.

En muchas obras literarias, reconocidos escritores de lengua española, como Cervantes y Quevedo, usaron la cacofonía.

Tipos de cacofonía

A pesar de que los lingüistas españoles no han definido tipografías, podemos ver dos formas de usarla:

  • De manera intencional
  • De modo involuntario

En el primer caso, el propósito que se busca es demostrar las destrezas en el uso de la lengua al momento de vocalizar grupos de sílabas con sonidos semejantes, sin cometer errores.

Este es el ejemplo de los trabalenguas, muy utilizados en las escuelas, como el clásico “Pablito clavó un clavito, qué clavito clavó Pablito”.

En el segundo caso (de la cacofonía involuntaria), el vicio se produce de manera inconsciente por falta de vocabulario, por falta de lectura, por dificultades a la hora de expresarse.

Como por ejemplo: “me dijo que qué estaba haciendo“, en lugar de decir “me preguntó qué estaba haciendo”.

Etiquetas:c

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *