Olivar

Olivar es el sustantivo colectivo de olivo, que refiere a un terreno con plantaciones de ese árbol. Es decir que un olivar es un conjunto de olivos que se encuentran plantados en el mismo sitio. El olivo es un árbol longevo perennifolio que puede alcanzar los quince metros de altura. Su fruto permite obtener el aceite de oliva, muy utilizado para su comercialización en gastronomía.

Olivar es un término que también es conocido como verbo, en relación a la acción de podar las ramas más bajas de los árboles. El propósito de este tipo de poda que es muy común realizar a los olivos, es lograr que el árbol forme una copa frondosa en la parte superior.

olive-tree-1117703_1280

Un olivar está formado por olivos que pertenecen a la familia de las oleáceas, cuyo tronco es grueso, corto y torcido, de copa ancha y de muchas ramificaciones. Generalmente se elevan unos cinco metros, aunque pueden alcanzar mayor altura con los años.

Las hojas del olivar son coriáceas, opuestas, elípticas, persistentes, enteras y estrechas. También tienen la característica de ser muy verdes, puntiagudas y lustrosas de una cara, y blanquecinas del otro lado. La floración del olivar se produce en forma de ramito axilar de flores blancas, cuyo fruto es la aceituna. De forma ovoide y con un carozo muy duro en su centro encerrando la semilla, la aceituna es un fruto muy preciado para consumo doméstico en la vida cotidiana, y de reconocida necesidad en los restaurantes y casas de comida.

El olivo es originario de Oriente, pero su cultivo se ha extendido especialmente en España con el fin de extraer del fruto el aceite. Los olivares son típicos en los países mediterráneos, y forman parte del paisaje de la Península Ibérica, de la cultura y el ecosistema mediterráneo.

El olivar está compuesto por una especie rústica muy sensible a las altas temperaturas y a las heladas, en especial en las épocas de floración.

Significados relacionados