Ir al contenido

Thor era un dios nórdico que representaba la guerra y la destrucción, la lucha salvaje. Fue muy popular entre los pueblos germánicos, ya que era el más fuerte de los dioses.

Thor era hijo del dios Odín, el jefe principal de todas las deidades. Su fuerza le permitió derrotar gigantes con un arma que era un martillo poderoso.

Los dioses de las mitologías más antiguas del mundo fueron llevados al cine por Marvel, y dibujados en las cómics. Pero están muy lejos de ser los justicieros benevolentes y misericordiosos que vemos en las películas.

Thorn, dios vikingo del trueno

Los dioses guerreros vikingos fueron usados por la cinematografía.

¿Quién era Thor?

Uno de los dioses principales de la mitología nórdica, se convirtió en la década de los sesenta en un personaje de cómics. En una de las versiones, Thor era un superhéroe enamorado de una humana, que su padre envió a la tierra como lección de humildad, haciéndolo pasar por un estudiante.

El dios Thor era el más adorado por los vikingos, dios del trueno y del rayo, y campeón de Midgard, a la que defendía de todos los males.

Su residencia era la más grande de Asgard, donde vivía en un palacio dorado de nombre Bilskirnir. Allí el dios del trueno ofrecía banquetes a los nombrados los guerreros más valientes del Valhala.

Se decía que Thor era el más fuerte de los dioses de Asgard, lo que significó el orgullo de su padre Odín. Cuando Thor surcaba el cielo con un carro tirado por las cabras Tangnioster y Tangrisnir, era el primero en lanzarse al combate. Sus armas eran el martillo Mjölnir, infalible siempre, y el trueno poderoso como aliado.

Ofrendas a Thor

Convencidos los pueblos nórdicos y germánicos que el dios era responsable de las tormentas, los vientos, las lluvias, las estaciones, y los fenómenos atmosféricos, ofrendaban pidiendo por ello. Sus pedidos eran para protección de los viajes, para pedir buenas condiciones climáticas, y por las cosechas.

En los barcos, solían colgar como amuleto el martillo de Thor, y también asignaban un día de la semana para la adoración (el jueves), como lo hacían los romanos.

Mitos y leyendas

El dios del trueno fue protagonista de muchos relatos e historias por la popularidad de la que gozaba. En algunos casos, fue célebre la narración del martillo poderoso que la deidad obtuvo de los enanos Brok y Sindri, a causa de una apuesta.

En otra ocasión, fue robado Mjölnir por los gigantes de hielo, por lo que Thor tuvo que infiltrarse al reino vistiendo de novia para recuperarlo.

También es famosa la historia del viaje de Thor a la tierra de los gigantes, y la lucha que tuvo con la serpiente de Midgard en la que murieron ambos.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.