Lenguaje figurado

Usamos lenguaje figurado cuando en forma creativa o metafórica expresamos algo sin utilizar el nombre convencional de aquello de lo que hablamos. Decir “un corazón en llamas” es un ejemplo de este tipo de lenguaje.

La expresión “corazón en llamas” explica el estado emocional de alguien enamorado, sin necesidad de más palabras.

Muchas veces no hablamos de manera literal, sino que preferimos llamar a las cosas de un modo distinto. Son recursos que nos permite nuestra lengua, como cuando usamos metáforas o personificaciones.

Fuego

Tipos de lenguaje

Existen formas diferentes de comunicarnos (literal y figurada) que son contrapuestas. La comunicación puede tener una connotación distinta de expresión, según si la dotamos o no de expresividad:

  • Lenguaje literal (tengo mucha hambre)
  • Lenguaje figurado (comería un caballo)

El lenguaje literal está desprovisto de recursos estilísticos. Se trata de un enunciado concreto, informativo, que designa el significado real de algo.

El lenguaje figurado se expresa en términos que cambian literalmente el significado de la palabra, que se hace comprensible por el sentido. En el habla cotidiana, y en especial literaria, usamos expresiones formadas por metáforas y recursos retóricos que asignan a las palabras un significado diferente al convencional.

¿Qué es el lenguaje figurado?

Es el uso creativo de las palabras, para expresar una idea o concepto de manera enriquecida. Si bien es muy usual en literatura, muchas veces lo usamos en el lenguaje coloquial.

La relación del término utilizado con lo que se quiere representar puede ser una semejanza real (ojos del color del cielo) o imaginaria (poner los pelos de punta). La idea es usar las palabras de modo distinto al real o convencional.

Diferencias entre lenguaje figurado y lenguaje literal

  • Las expresiones literales transmiten el significado concreto de las palabras, por eso se llaman también expresiones reales.
  • Las expresiones figuradas no toman al pie de la letra el significado real, por eso son muy diferentes a las literales.
  • El lenguaje literal es fácil de interpretar porque es claro, directo y conciso
  • El lenguaje figurado es de interpretación más lenta, trabajada, elaborada

Algunos ejemplos de lenguaje literal:

  • Pedro y José son hermanos
  • Tu automóvil deportivo es muy veloz
  • La calle está muy transitada hoy
  • Los árboles frutales de tu huerta tienen hormigas

Ejemplos de lenguaje figurado:

  • El azul del mar se asoma por tus ojos
  • Eres el niño más bello del mundo
  • Resplandece mi corazón ante tanta belleza
  • Baila su corazón cuando la ve llegar
  • Los resortes de oro de su cabeza me encandilan
Etiquetas:l

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *