Ir al contenido

Alfabeto griego

El Alfabeto griego es uno de los más antiguos de Europa, desarrollado por Grecia para facilitar la comunicación. Surgió en el siglo XI a. C. como una variante del alfabeto fenicio, aunque hay indicios de inscripciones del siglo VIII a. C.

El Alfabeto griego consta de veinticuatro signos, de los cuales sólo siete son vocales. Alpha y Beta son las dos primeras letras del abecedario, que dan el nombre a la palabra alfabeto.

Un alfabeto es un sistema de signos gráficos asociados a sonidos fonéticos, que corresponden a una determinada lengua. Todas las civilizaciones se comunican a través de la escritura, que consta de símbolos representativos de un sonido.

alfabeto griego manuscrito en un papiro

Manuscrito sobre un papiro.

¿Alfabeto o abecedario?

Ambos términos pueden usarse en forma indistinta, para designar la serie de letras ordenadas que representan los sonidos de una determinada lengua.

La palabra abecedario proviene del latín abecedarium, y el término alfabeto deriva del nombre de las dos primeras letras griegas (alpha y beta)

Origen del alfabeto griego

El conocimiento de la escritura en Grecia surgió varios siglos antes de la invención del alfabeto griego, que aún se usa en la actualidad.

Su nacimiento surgió con la adaptación del sistema de escritura de los fenicios. Los griegos desarrollaron un sistema propio, formado por signos dispuestos de manera lineal que representaban sonidos.

Expansión del alfabeto griego

Como los pueblos fenicios (originarios del Líbano) fueron mercaderes prósperos durante el primer milenio a. C., expandieron su influencia hacia el Mediterráneo. Llevaron no sólo productos y bienes para el comercio marítimo, sino también su sistema de escritura.

El idioma fenicio provenía de la rama afroasiática, y estaba muy vinculado con el hebreo y el cananeo. Su sistema no utilizaba el ideograma, sino que las letras representaban sonidos.

El griego en sus orígenes se escribía en un sentido de derecha a izquierda, que en griego antiguo se llamaba bustrófedon. Luego del año 500 a. C. ya se escribió de izquierda a derecha.

El alfabeto griego se expandió por todas las zonas del Mediterráneo, surgiendo otras escrituras como:

  • etrusca
  • romana
  • árabe
  • samaritana
  • siria
  • arameo
  • osca
  • umbra

Como consecuencia del poder del imperio romano y sus numerosas conquistas, se difundió el latín. Con base en el alfabeto griego, el latín fue la base de las lenguas occidentales europeas. Por ende, también es la base de las lenguas latinas.

Similitudes actuales

Son muchas las similitudes que existen entre los alfabetos de los diferentes idiomas que conocemos actualmente. Y también las diferencias.

Cada letra del alfabeto griego tiene dos variantes:

  • mayúscula (empleada para los nombres propios y para iniciar una frase)
  • y minúscula

Más de la mitad de las letras mayúsculas coinciden con letras latinas, aunque representen un fonema diferente. En cambio en su versión minúscula, todas las letras latinas y las griegas se diferencian.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.