Ir al contenido

Vandalismo

El vandalismo es un conjunto de actos de violencia en la vía pública, que generan agresión y daños en lugares públicos o privados, sin otro objetivo que perturbar la paz.

Los actos vandálicos surgen de la actitud personal de quienes cometen acciones destructivas para dañar lo ajeno. Pero también existe el reclutamiento y adoctrinamiento de jóvenes para usar el vandalismo en protestas sociales.

En general, el vandalismo es un fenómeno urbano que puede verse en los estallidos sociales y paros nacionales, en las calles de un país.

vandalismo se refleja en rotura de cristales

Violencia, destrucción y cristales rotos

¿Qué es el vandalismo?

El concepto de vandalismo está asociado al fenómeno urbano que se traduce en agresión grupal. La idea es producir intencionalmente daños materiales sobre todo aquello que se interpone en el camino:

  • paradas de autobús
  • cestos públicos
  • cabinas telefónicas
  • vehículos
  • vidrieras
  • fachadas de edificios

Tipos de vandalismo

Se pueden distinguir varias clases de vandalismo, según los impulsos o las motivaciones que lo generan:

  1. Vandalismo adquisitivo: se produce una agresión material sin miramientos, con el fin de apoderarse de bienes ajenos al vándalo, según su antojo. En ocasiones, estos actos van acompañados de robo con violencia, destrozos de mobiliario, cristales, entre otros. Suele verse en los ataques a máquinas automáticas por ejemplo.
  2. Vandalismo Táctico: en este caso, la idea es llamar la atención sobre una situación puntual y concreta, para provocar una reacción enfocada en ese particular. Ocurre habitualmente en las cárceles, escuelas y otras instituciones en las que el vándalo es un sujeto que forma parte del lugar atacado.
  3. Vandalismo Ideológico: se lleva a cabo con fines ideológicos o políticos atacando marchas, movilizaciones, paros nacionales o reuniones sociales que el autor considera nocivas según su criterio personal. Acompañado muchas veces de incendio de neumáticos, de instalaciones públicas, con lanzamiento de bombas molotov y eslóganes políticos en paredes de edificios.
  4. Vengativo: con fines de venganza, la intención está dirigida a agredir a un grupo de personas o a un bien material que simboliza lo que se ataca.
  5. Lúdico: en estos casos el vandalismo es concebido como una salida, una distracción o diversión, que se presenta como un juego o una competición. Es muy común entre los jóvenes que realizan salidas grupales en horarios nocturnos, con fines vandálicos.
  6. Perverso: surge la hostilidad no tanto de la frustración sino del nihilismo de los sujetos. Así los ataques se perpetran contra todo mobiliario que se encuentra a su paso, como bancos de parques, plazas, papeleras, juegos infantiles, vehículos, plantas.
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.