Ir al contenido

Vulgar es un adjetivo que califica aquello que es común a todos, aquello de lo que más abunda por carecer de algún rasgo distintivo u original.

La palabra vulgar proviene del latín vulgaris, en relación a lo que “pertenece a la gente común“. A su vez deviene de vulgus, que significa multitud.

Por eso también vulgata pertenece a la misma familia de palabras, cuyo significado es “divulgada” (entre la gente común).

la gente vulgar es la gente común de una chancha o auditorio

Gentío o multitud en un auditorio

¿De dónde proviene el término?

Del latín vulgus deriva el verbo vulgare, que significa expandir, difundir, divulgar, propagar entre la gente. De allí la palabra vulgata (participio femenino del verbo) tiene un significado específico: “la divulgada”. En referencia a la versión latina de la Biblia que era supuestamente correcta para su divulgación en el imperio romano. Esa versión bíblica desplazó a las traducciones populares al latín que circulaban entre los romanos (los únicos que hablaban latín), y se convirtió en el modelo canónico.

¿Qué significa vulgar?

El término vulgar (en latín vulgus) significa muchedumbre, o masa del pueblo. Algunos lo relacionan con el alemán volk que significa gente, pueblo.

Sin embargo, la palabra suele acompañar distintos tipos de expresiones, a veces con connotaciones negativas. Muchas veces puede referirse a lo soez, pero también a lo cotidiano. Desde la antigüedad está asociado al desprecio por la falta de instrucción, el analfabetismo y lo popular.

En sentido estricto, se refiere a lo que tiene que ver con la chusma, la plebe, la masa o la muchedumbre, palabras con una connotación despectiva o peyorativa en la sociedad. Se lo asoció históricamente con la falta de cultura o de educación. El poeta lírico y satírico romano Horacio lo reflejó en una frase (“odio al vulgo ignorante y me alejo de él”). Pero en general, se habla de lo vulgar en dos sentidos:

  • Entendido como lo soez, lo ordinario, lo grosero, indecente, ofensivo
  • Por otro lado, lo vulgar entendido como cotidiano, popular, coloquial, no académico ni científico

Lenguaje vulgar

En una comunidad que habla un mismo idioma, el lenguaje vulgar es procaz, soez o grosero. Son expresiones de mal gusto, subidas de tono, impropias de personas refinadas o cultas. En otras palabras, las groserías son propias del lenguaje vulgar. Este lenguaje se emplea en forma coloquial, y existe en todas las lenguas humanas. Es pertinente en un clima de familiaridad y afecto, para liberar tensiones o emociones por parte del hablante. Otras veces se usa para insultar u ofender a otros, como una forma de agresión.

Diferencia con las lenguas vulgares o vernáculas

El lenguaje vulgar no es lo mismo que las lenguas vulgares o vernáculas, que se emplean en ámbitos académicos para contraponer las lenguas habladas hoy con las académicas o las lenguas clásicas de la antigüedad.

Las lenguas vernáculas o vulgares son las lenguas modernas: español, inglés, ruso, mandarín, francés. Mientras que las lenguas clásicas o muertas son las que ya nadie habla pero son parte de la historia: latín, sánscrito, griego

Sinónimos de vulgar

corriente, común, ordinario, popular, chabacano, trivial

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.