Vanidad

La vanidad es una actitud de arrogancia que tienen algunas personas en relación con un alto concepto de sus propios méritos. Del latín vanitas o “cualidad de vano”, la vanidad es un disvalor por el cual el sujeto siente engreimiento, orgullo de sí mismo, autocomplacencia y deseos de recibir la admiración de los demás.

La vanidad es una creencia exagerada de las propias habilidades o de la atracción que se genera hacia los demás. La vanidad es también una exagerada expresión de soberbia, sentimiento por el cual el sujeto tiene un concepto sobrevaluado acerca de su propia valía.

La persona vanidosa no puede disimular el orgullo y envanecimiento por sus virtudes o habilidades, por lo que necesita constantemente satisfacer su propio ego con el reconocimiento y preferencia de los demás.

No es lo mismo vanidad que orgullo aunque ambas palabras suelen ser usadas como sinónimos y muchas veces una implica la otra. El orgullo se relaciona con la opinión o concepto que tenemos de nosotros mismos, mientras que la vanidad tiene relación directa con lo que quisiéramos que pensaran de nosotros los demás.

La sobrevaloración de los propios atributos y conocimientos de la persona que muestra vanidad hace que desarrolle un concepto de sí mismo desmesuradamente superior a los demás, y una convicción de ser la única que tiene las condiciones para superar determinado obstáculo o realizar determinada acción.

La vanagloria y jactancia ante el otro es la característica más destacada de la vanidad, lo que la convierte en una actidud negativa que genera rechazo social.

Actualmente el consumismo, los medios masivos de comunicación y la moda son factores que alimentan la vanidad, en tanto transmiten mensajes con valores insustanciales que empobrecen el espíritu.

Se trata de un círculo vicioso en el que la ansiedad juega un papel fundamental, ya que se desea lo que no se tiene, se trata de pertenecer a un círculo o sector social al que no se pertenece, lo que conlleva a querer mostrar lo que no se es.

La vanidad para el cristianismo

Vano significa vacío, por lo que la vanidad es muy poca cosa. Para la Biblia, vanidad se refiere a lo mundano, a lo perecedero de las cosas terrenales y al breve tránsito de nuestra existencia por esta vida. La vanidad es poner nuestra confianza en lo vano e inútil de este mundo, coincidente con la definición que da la Real Academia de Letras en tanto “ficción, representación, ilusión o fantasía”.

La confianza excesiva del ser humano en sus propias fuerzas, en sí mismo y en las cosas terrenales lo hace perder la noción de finitud, y por ende, a creer que puede prescindir de Dios.

Ejemplos de uso de vanidad

  • “El hombre enriquecido vertiginosamente suele alimentar su vanidad con la gente obsecuente que lo rodea.”
  • “Cuando habla de sí mismo es tan humilde que no hay vestigios de vanidad alguna en su discurso.”

Sinónimos de vanidad

orgullo, engreimiento, presunción, arrogancia, altivez, envanecimiento, soberbia, ínfulas, ostentación, alarde

Antónimos de vanidad

modestia, humildad, sencillez, simpleza

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Vanidad” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: http://quesignificado.com/vanidad/ [Consultado: ].