Síndrome de burnout

El síndrome de burnout es un colapso emocional y físico que responde al estrés laboral prolongado, que nace cuando la capacidad de respuesta de una persona es excedida por las demandas laborales. Quienes lo sufren se sienten cansados, agotados, desgastados emocionalmente lo que explica la expresión de “quemado” referida al trabajador que padece estrés crónico en su empresa, profesión, oficio o lugar de trabajo.

El síndrome de burnout no es una enfermedad sino que se trata de un conjunto de síntomas que no constituyen en sí mismos una patología. Se trata de un colapso emocional y físico que se da en un momento determinado, cuya duración dependerá de la resiliencia o recursos internos con los que cuente el paciente.

alone-513525_1920

El burnout está asociado con expresiones populares como “estar fundido”, “no dar más”, “estar agotado”, “tirar la toalla”, “no poder más”, aplicados en el sentido de traspaso de un límite que pone en riesgo serio la integridad física, psicológica y emocional de las personas.

Considerado el mal de este siglo, “burn out” (del que deriva la contracción “burnout”) es un término inglés que significa agotarse, consumirse, síndrome que sucede cuando el estrés de la vida cotidiana no cesa, como ocurre en determinados lugares de trabajo en los que el individuo está en permanente contacto con clientes y usuarios.

Entre sus características, el sujeto con síndrome de burnout asume una conducta despersonalizada, deshumanizada, estereotipada, automática y disociada, por la que se aleja de los demás en un intento por poner fin a la sensación de agotamiento emocional y sobrecarga de trabajo.

Baja autoestima, sentimientos negativos sobre sí mismo, dificultad para continuar trabajando, sentirse en blanco y que no se es dueño del cuerpo y la mente, no recordar lo que se estaba haciendo o hacia dónde se iba, ansiedad y angustia desbordantes, sensación de derrota y frustración, quejas sobre el trabajo, son sólo algunos de los indicios que hacen pensar en este síndrome.

Los burnout tienen palpitaciones, pinchazos en el pecho, dolores de cabeza, trastornos digestivos, contracturas, insomnio, disminución del deseo sexual, falta de concentración, desmotivación, aburrimiento, falta de felicidad, depresión, comportamiento negativo, impaciencia, irritación, distancia emocional del otro.

Muy común en personal sanitario, de la educación, docentes, médicos, y personas que brindan servicio al cliente, este colapso emocional tiene consecuencias físicas que son de interés de la medicina legal y de la psiquiatría.

Significados relacionados