Pagano

Se dice pagano a todo aquello relacionado con la adoración de dioses falsos desde la perspectiva judaísta, cristiana e islámica. Tiene su etimología en el término latino paganus, que era el nombre que se daba en épocas del imperio romano a las aldeas ubicadas en las afueras de las ciudades. Los obispos cristianos llamaban despectivamente paganos a los habitantes de un pagus o comarca rural, que por tradición seguían practicando sus viejos cultos.

Los aldeanos eran campesinos aferrados a sus tradiciones y cultos ancestrales, relacionados con deidades de la naturaleza, la agricultura y la ganadería.

pagan-altar-1034856_1280

El cristianismo inicia una extensa predicación orientada a la conversión de los paganos, habitantes de los pagus, con el propósito de ejercer la labor pastoral en zonas campestres, que ofrecían mayor resistencia a la conversión religiosa que las ciudades.

En la cultura romana los paganos no creían en la existencia de un único Dios, que según la fe judía y cristiana se había revelado al pueblo a través de la Biblia. Por ello rendían culto y adoración a pseudodioses, cuya veneración era calificada en el libro sagrado como idolatría.

El término gentil también suele utilizarse como sinónimo de pagano, aunque tiene diferente origen. La traducción griega de la Biblia al latín utiliza el término griego gens (gente) para referirse al linaje, el pueblo, la raza y el país, y su plural gentes (designando a los extranjeros en oposición a los ciudadanos romanos) del que deriva el diminutivo gentiles.

Pablo de Tarso (originariamente Saulo de Tarso) fue una apasionada personalidad de peso fundamental para la iglesia primitiva, de cuya influencia da cuenta el libro bíblico de los Hechos.

También llamado apóstol de los gentiles, apóstol de los paganos y apóstol de las naciones, Pablo (de raíces judías) murió martirizado por el gobierno de Nerón, luego que abandonase su interacción con el imperio romano para el cual oficiaba de líder en la persecución y muerte de cristianos.

Ocurrió camino a Damazco cuando Pablo, obediente en su labor cotidiana de pavor y muerte en favor del imperio romano, tiene un encuentro personal con Jesús, a cuyos seguidores asesinaba.

Sin réplicas ni cuestiones reconoce inmediatamente el poder de aquel a quien hostigaba (el que le cambia el nombre Saulo por Pablo) a la vez que abrazaba la fe cristiana y se convertía al cristianismo. Desde ese momento Pablo predicó con denuedo el evangelio de Jesús constituyéndose en el motor de expansión de la fe cristiana merced a su talento, convicción y carácter misionero.

Sinónimos de pagano

gentil

Significados relacionados