Obsolescencia

La obsolescencia es la caída en desuso de maquinarias y equipamientos como consecuencia del proceso de innovación y desarrollo tecnológico. Es decir que obsolescencia es el prematuro envejecimiento de máquinas y equipos que se encuentran en buen funcionamiento. La obsolescencia es una cualidad que refiere al desuso de tecnología pero no por el tiempo transcurrido.

En materia de tecnología, los avances son tan rápidos que las máquinas y equipos que se disponen en un determinado momento resultan insuficientes en relación con las nuevas tecnologías que son introducidas constantemente en el mercado.

mechanic-63201_1280

Si bien las causas de la obsolescencia pueden ser variadas, siempre tienen un trasfondo de carácter económico. En una economía de mercado (sistema en el que tiene hegemonía el capitalismo en casi todo el mundo) la civilización es hija de una competencia despiadada.

Para poder competir en el mercado y poder tener prioridad de ventas en una sociedad de consumo, las empresas y las fábricas deben invertir constantemente en tecnología para no quedar afuera de las exigencias de un mercado altamente competitivo. Ello hace que rápidamente sus maquinarias y equipamientos queden obsoletos y fuera de uso, puesto que la constante innovación de tecnología deja atrás y convierte en viejo el equipamiento que poco tiempo antes satisfacía la demanda.

La obsolescencia viene de la mano del desarrollo y la rapidez de las actividades de investigación que permiten producir en cortos períodos, equipos mejorados y superadores de los precedentes.

La informática constituye el paradigma que ilustra la situación, cuyos equipos tienen capacidad para multiplicar sus servicios y su potencial en cuestión de meses. De este modo los equipos padecen de obsolescencia en breves lapsos dejando fuera del mercado a equipamientos que, por su apariencia, podrían confundirse con nuevos.

La problemática del medio ambiente y los daños a los ecosistemas dan cuenta de ello. La disposición de capacidad tecnológica para la fabricación de productos realmente duraderos es paradójica en relación a la necesidad constante de adaptarnos a las nuevas tecnologías. La sustitución permanente de equipos genera gran cantidad de residuos y de acciones de reciclaje, con los consiguientes costos de contaminación ambiental.

Esto ocurre porque la renovación de equipos tecnológicos es constante y vertiginosamente rápida, sumado a la escasa existencia de un mercado de segunda mano. Por ello se genera una alta cantidad de materiales descartables y residuos que implican una verdadera problemática medioambiental.

A esta problemática se han dado respuestas muy variadas, incluyendo no sólo acciones de reciclaje propuestas por las industrias. Por ejemplo, se ha dado el caso de una empresa de telecomunicaciones que ha publicado la próxima comercialización de teléfonos móviles con fecha de caducidad, es decir con una vida útil de un año de uso.

Del mismo modo, algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) y otras humanitarias se ocupan de la redistribución de dichos equipos que padecen obsolescencia pero que son perfectamente operativos, entre instituciones y personas de países no desarrollados.

Ejemplos del uso de obsolescencia

  • “El equipamiento de la fábrica estaba en un proceso de obsolescencia vertiginoso”.
  • “Las instalaciones del laboratorio denotaban marcados rasgos de obsolescencia”.
  • “Este celular es obsoleto, el nuevo que la marca lanzó al mercado lo hizo caer en una rápida obsolescencia.”

Sinónimos de obsolescencia

envejecimiento, desuso

Significados relacionados