Música

La música es el arte de producir y combinar sonidos con instrumentos musicales. Este conjunto de sonidos se combinan en secuencias temporales en un marco de armonía, ritmo y melodía, produciendo efectos estéticos muy agradables al oído. Del griego mousike, es traducida como “el arte de las musas”, por lo que su significado se relacionaba con la educación del espíritu (bajo el patrocinio de las diosas de las artes).

El concepto de música tuvo un origen puramente artístico, ya que fue colocada inseparablemente al lado de otras expresiones como la danza y la poesía, concepto que se conserva a lo largo del tiempo sin escapar de la tradición y del contexto popular en el que se expresa. Como toda expresión artística, es la música un producto o expresión cultural, un estímulo misterioso y mágico que tiene la facultad de tocar nuestro sistema nervioso al punto de emocionarnos hasta las lágrimas.

piano-601386_640

La musicoterapia es el uso de la música como elemento de acción terapéutica. Es un tratamiento que integra la danza, el sonido y la música aplicados en forma científica fusionando lo motriz, emocional y cognitivo con el fin de integrar al sujeto socialmente y mejorar una disfunción física o comunicacional que permita reeducar o rehabilitar emocional y físicamente al enfermo.

La música tiene la finalidad de producir un efecto en quien la escucha, causar alguna experiencia o reacción estética en el otro, ya que su cometido es expresar sentimientos, ideas, pensamientos que pueden generar repulsión y hasta rechazo, pero siempre cumplirá la misión de provocar un resultado en el oyente.

La música está compuesta por sonidos y silencios. El sonido es la sensación que percibimos de lo que suena, a través de nuestros oídos. Es causado por movimientos vibratorios de un cuerpo sonoro, y se transmiten por el aire. Cuando el sonido no es perceptible o está ausente hablamos de silencio. Las variaciones del sonido son infinitas ya que infinitos son los matices y combinaciones de intensidad, duración, timbre o altura.

La mínima unidad de toda organización musical es una nota, un sonido con una duración y un tono determinados de donde surgirán acordes y melodías según las combinaciones. Se debe sumar además, el componente intelectual, es decir, la influencia de la música en el estado anímico de quienes oyen.

La filosofía y estética musical es la disciplina que se ocupa de la evolución histórica y las distintas maneras en que fue entendida la música, concepto que fue de difícil definición en todos los tiempos.

Significados relacionados