Humildad

La humildad no es una definición conceptual sino que es una actitud, un modo de ser, una conducta, un modo de vida. Es una virtud que tienen las personas que conocen sus propias debilidades y limitaciones sin vanagloriarse de ellas. El término proviene del latín humillitas.

Es una de las más nobles y sublimes virtudes del espíritu. Quienes carecen de humildad, aún con las mejores cualidades son como cuerpos sin alma. Miguel de Cervantes expresó que “la humildad es la base y fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea”.

jesus-578217_1280

La humildad es sinónimo de fortaleza y no de debilidad, así como la soberbia, la altanería y la vanidad no son fortalezas. Quien posee en alto grado la humildad posee todas las virtudes, ya que la humildad viene de la mano con la modestia, la tolerancia, la bondad, la paciencia, la mansedumbre, la prudencia, la condescendencia con nuestros semejantes.

La persona humilde no es egoísta, interesada ni pretenciosa como lo es la persona soberbia, que se siente autosuficiente y superior a los demás. No se vanagloria de sus acciones, ni es ostentosa. La humildad no depende de la situación económica sino de entender que todas las personas somos iguales en términos de dignidad humana.

La humildad es señal de madurez espiritual, de evolución, de haber limado imperfecciones e impurezas para enfrentar los golpes de la vida con la serenidad y la paciencia necesarias para obtener alivio en la resignación.

Quien aprende a ser humilde logra vivir en armonía consigo mismo, a valorarse lo suficiente como para aprender a valorar a los demás. Esta virtud ayuda a perdonar a otros y a interrelacionar con los demás de una manera más saludable y beneficiosa.

La humildad permite admitir los errores y tomar las críticas como una oportunidad de crecimiento y mejora, ya que se pierde el miedo de sentir que uno no es valioso.

Darse cuenta que nada somos y nada podemos, que somos insignificantes para la humanidad, pequeños ante la grandeza de la creación, aprender a no consentir pensamientos de orgullo, vanidad, autosuficiencia, superioridad, egocentrismo y aceptar las fallas sin querer tener siempre razón, dejando de llamar la atención sobre nuestra propia persona, son sólo algunos de los tantos modos de comportamiento que se dirigen hacia la humildad.

En la Biblia vemos la humildad representada en Jesucristo, que dice en Filipenses 11:5-8 “…Jesucristo, siendo en forma de Dios, se despojó a si mismo, tomó la forma de siervo y se hizo semejante a los hombres. Más aún hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo y fue obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”.

Sinónimos de humildad

modestia, mesura, sobriedad

Antónimos de humildad

engreimiento, vanidad, orgullo, soberbia

Significados relacionados

Formato para citar (APA)

“Humildad” (s/f.). En QueSignificado.com. Disponible en: http://quesignificado.com/humildad/ [Consultado: ].