Hipersaturado

El término hipersaturado está compuesto por el adjetivo “saturado” acompañado del superlativo hiper, prefijo que se utiliza en la formación de sustantivos y adjetivos con el fin de denotar una superioridad mayor a la normal. Un hipermercado es más grande que el común de los mercados, una hipertensión es superior a la tensión normal, un hipercrédito es un crédito mayor a los habituales, y algo hipersaturado es aquello más saturado que lo común.

El prefijo hiper puede asociarse tanto a un sustantivo como a un adjetivo, refiriéndose en este caso a una calificación o cualidad que se dice de un objeto, con connotaciones exageradas. Por ejemplo un cine hiperlleno, una comida hipersabrosa, un animal hiperflaco, un sonido hiperagudo, un vestido hiperviejo, o un estadio hipersaturado en el sentido de más lleno de gente que lo normal.

football-557565_1920

Hipersaturado significa extremadamente saturado o repleto, más allá de lo que permite su capacidad. Un estadio hipersaturado, por ejemplo, es un estadio donde ya no hay más cabida para la gente, donde ya está colmada su capacidad.

La saturación, en acústica, es una propiedad de los sonidos que distorsiona la señal sonora, por lo que un sonido puede estar hipersaturado cuando es claramente audible la distorsión.

En química, la saturación puede referirse a un compuesto constituido por moléculas orgánicas que carecen de enlaces dobles ni triples enlaces carbono-carbono.

En electrónica, la saturación puede referir al estado de un circuito amplificador que proporciona tensión de salida cercana a la de la que se alimenta. O la señal de saturación de un radar, cuya amplitud es mayor que el margen permitido por el sistema receptor.

En informática puede hablarse de aritmética de saturación, cuando todas las operaciones están limitadas a un rango prefijado entre un valor mínimo y un valor máximo.

En el arte, puede estar hipersaturado el espesor del color, su espesor o su autenticidad.

Significados relacionados