Escala de Richter

La escala de Richter es una de las formas de medición de los terremotos desde su epicentro, que permite medir su magnitud local. Su desarrollo surgió en un laboratorio sísmico en 1930 por Charles Richter, cuyo fin era medir la dimensión de los sismos que ocurrían al sur de California, obsesionado por obtener información exacta para proporcionar a la prensa.

La escala de Mercalli que existía hasta el momento, sólo podía hacer mediciones en el punto exacto donde se encontraba el sismógrafo, por lo que Richter creó una escala de 0 a 9 para medir con precisión desde el epicentro la magnitud del sismo.

crack-995370_1280

Un terremoto es un desastre natural también llamado sismo, seísmo o temblor de tierra. El fenómeno produce una sacudida brusca de la corteza terrestre producto del choque de las placas tectónicas de la tierra, como consecuencia de la liberación de energía acumulada (ondas sísmicas).

Entre las causas, también pueden mencionarse fricciones en los bordes de las placas tectónicas, procesos volcánicos, desprendimientos de rocas que generan acumulación de sedimentos, modificación del régimen fluvial, ciclones que producen variación de la presión atmosférica, y hasta detonaciones subterráneas provocadas por el hombre a través de la energía nuclear.

El punto de origen de un terremoto es el hipocentro, ubicado en la zona interior más profunda de la tierra. Sobre él directamente, en forma vertical y a nivel de la superficie terrestre se ubica el epicentro que es el primer afectado por el temblor, en cuya área de superficie repercuten con mayor intensidad las ondas sísmicas.

Cuando el epicentro de un terremoto se encuentra en medio del mar se denomina tsunami, cuyas olas pueden alcanzar la altura de treinta metros.

La escala de Richter, que permite medir la magnitud de los terremotos, cuenta con nueve grados, suponiendo cada uno de ellos una liberación de energía que supera en diez veces el grado anterior.

Significados relacionados