Energía química

En física la energía es la capacidad para transformar, poner en movimiento un cuerpo o realizar algún trabajo, y la química se refiere a la estructura, composición y posiciones de la materia, por lo que podemos afirmar que la energía química es la que se produce a través de una reacción química.

La energía química es otra de las formas de energía que está siempre presente en toda materia, es su energía interna que sólo aparecerá cuando se produzca una determinada modificación de ella. En la vida cotidiana lo vemos a diario con el uso de las pilas, el carbón al ser quemado, las baterías, entre tantos ejemplos.

aa-1056221_1920

La materia constituye todo lo que existe, y una de sus características es que posee propiedades químicas. Al interactuar un cuerpo con otro se produce una reacción que altera su estado natural o inicial, alteración que conocemos como energía química.

Por eso decimos que la energía química se produce como consecuencia de una reacción química, como la combustión de las maderas o del carbón. Siempre es generada, creada o producida desde la interacción entre átomo y molécula.

La energía química es desprendida por la materia pero también puede ser absorbida por ella. Claro ejemplo constituyen los alimentos, que a su vez cumplen con ambos procesos, ya que desprenden energía en forma de vitaminas, calorías o proteínas, las cuales son absorbidas y procesadas por el organismo.

Ventajas y desventajas de la energía química

Si bien la energía química es de gran utilidad en la fabricación de productos de uso cotidiano como artículos de limpieza y medicinas, permitiendo a su vez el funcionamiento de motores de aviones, vehículos, maquinarias y sistemas en general, la energía química tiene aspectos negativos en relación con la contaminación ambiental.

Sus desechos y material no reutilizable producen daños al ecosistema, debido a los efectos tóxicos de los materiales utilizados para generarla, con resultados nocivos para la salud.

Significados relacionados