Enajenado

Enajenado es un adjetivo calificativo de la persona que padece un estado de enajenación mental, que le impide la plena conciencia y responsabilidad de sus actos. El sujeto enajenado es inimputable para el derecho penal, que lo exime de responsabilidad porque la perturbación mental le impide adaptarse a la realidad, ya sea por traumatismo de cráneo o abuso de alcohol o sustancias tóxicas.

Enajenado es un término que también puede aludir al traspaso del derecho de propiedad sobre un mueble o inmueble. En los contratos de compra venta (enajenación) se transfiere un bien enajenado a cambio de un precio estipulado por las partes del acuerdo.

ParanoiaEn las donaciones en cambio, el objeto transferido o enajenado no se entrega a cambio de una contraprestación, sino que la transferencia del derecho de propiedad es gratuita.

También es aplicable el término enajenado en sentido figurado a los sujetos que están absortos o distraídos, o que están extasiados, cargados de admiración o asombro.

En psicología la enajenación es sinónimo de alienación (derivado del término “in alienare”, que significa “volver ajeno”), en referencia a un estado por el cual la personalidad está ubicada fuera de sí misma, ajena a la propia voluntad.

Una persona enajenada no tiene capacidad para gobernarse a sí misma, por lo que debe hacerlo a través de un curador o representante para la vida civil. El sujeto enajenado no tiene dominio de sus facultades mentales, por eso penalmente se interpreta que no tiene conciencia de sus actos o que no los comprende.

En el campo de la sociología, Marx se refirió al estado enajenado de los trabajadores en tiempos de la revolución industrial y la explotación del capitalismo, donde su trabajo era una mercancía expuesta a las leyes de la oferta y la demanda, ajenos a la producción y a las ganancias.

Sinónimos de enajenado

alienado

Significados relacionados