Diversidad

Del latín diversitas, diversidad refiere a la infinidad de cosas diferentes o diversas. Y también a la abundancia de cosas distintas que conviven juntas. En el contexto de la sociedad, nos encontramos con la coexistencia de diferentes clases de diversidades: étnica, cultural, biológica, sexual, entre las más usuales.

La diversidad cultural define a la interacción y multiplicidad de culturas diferentes que pueden coexistir una región. La lengua, las tradiciones, la religión, las costumbres, la danza, el arte, la música conforman la idiosincrasia de un grupo social y son elementos de cohesión de una comunidad y a la vez de diferenciación con otras comunidades.

Para que coexista la diversidad es necesario un plan de preservación que les permita desarrollarse y evolucionar, con respeto recíproco hacia sus códigos y hacia los ajenos a su cultura. Muchas culturas minoritarias sufren la indiferencia del resto por falta de políticas de estado que tiendan a valorarlas y respetarlas como tales.

monk-260946_640

La diversidad biológica hace referencia a las distintas formas de vida que existen en el planeta. Los seres orgánicos al reproducirse generan variabilidad genética, que en el transcurso del proceso en millones de años producen múltiples posibilidades desde una perspectiva biológica.

En relación con la diversidad étnica, se trata de una adaptación que sufrió la humanidad a distintos lugares geográficos o ambientes. Los orígenes africanos de la humanidad explican los rasgos específicos propios y ventajosos del calor extremo, como el pelo grueso achaparrado y la piel oscura. Al migrar a zonas frías, se van generando rasgos nuevos en señal de adaptación al clima que les toca vivir.

La diversidad sexual es la que se refiere a los distintos tipos de identidad o de orientación sexual. Teniendo en cuenta que el sexo es una categorización inamovible, ya que responde a parámetros biológicos (dicotomía hombre-mujer) según las hormonas y órganos reproductores dados por la naturaleza, el sexo no se puede cambiar, no puedo cambiar mi biología. Aún quienes acceden a cirugías de cambio de sexo, no pueden alterar ni la genética ni lo anatomofisiológico.

El género en cambio, es una construcción cultural, por eso puede cambiarse ya que puede aprenderse. En la familia se aprende lo que es femenino y lo que es masculino, pero la dinámica de la sociedad va transformando los parámetros. Años atrás el género femenino no trabajaba, pero hoy es aceptado. Tampoco se veía con buenos ojos que los hombres lloren, ya que el llorar no era propio del género masculino, aunque hoy sí es reconocido. La sociedad con el paso del tiempo transforma la interpretación de lo que es considerado masculino o femenino.

La orientación sexual tiene que ver con la atracción hacia determinado grupo de personas, puede ser heterosexual, bisexual, homosexual o asexual. En la sociedad coexisten distintas orientaciones sexuales, por lo cual hablamos de diversidad sexual. La orientación debe diferenciarse del concepto de identidad de género, que es entendida como la percepción subjetiva que un individuo tiene de sí mismo de sentirse hombre o mujer, una convicción íntima más allá del sexo biológico (lo que me siento que soy).

Sinónimos de diversidad

pluralidad

Antónimos de diversidad

unicidad

Significados relacionados