Conciencia

El término conciencia, del latín cum scientian con conocimiento“, se refiere al conocimiento que el sujeto tiene de sus sentimientos, sus pensamientos y sus actos. La conciencia es la aptitud del ser humano para reconocerse a sí mismo, tener percepción y conocimiento de su propia existencia como ser autónomo y de su entorno.

Una persona consciente tiene dominio sobre sus sentidos y conocimiento de lo que ocurre consigo y con el entorno, mientras que la inconsciente no puede percibir lo que le sucede ni lo que pasa a su alrededor.

head-254863_640

La conciencia también tiene una connotación ética en cuanto al sentido del deber, ya que la persona puede reflexionar sobre sus propios actos y distinguir lo que está bien de lo que está mal, para obrar conforme a su moral o valores morales y éticos.

La conciencia moral es la que nos señala si nuestras actitudes o nuestro obrar es correcto o incorrecto. Está sustentada en los valores morales que guían el comportamiento de las personas. La ausencia de valores implicará un vacío de conciencia que no le permitirá discernir sus acciones.

Para la psicología, y según el psicoanálisis la noción de conciencia se relaciona indefectiblemente con la de inconsciencia. Para el modelo psicoanalítico de Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, la conciencia no es innata en el ser humano sino que se forma con la socialización progresiva e incorporación de pautas éticas y culturales que forjan la personalidad.

La conciencia para Freud es una instancia del conocimiento que es permitida por la moral del sujeto. O sea que los recuerdos que entran en conflicto con la moral quedan excluidos de la conciencia y pasan al inconsciente, el lugar de lo reprimido. De allí pueden salir a la luz por ejemplo a través de los sueños.

Otros pensamientos son detractores de la teoría de Freud para quienes el sueño no es privación de la conciencia sino otro estado de ella. Jean Paul Sartre, en su obra “El Ser y la Nada”, desestima el psicoanálisis y desarrolla una interpretación propia en donde la conciencia puede reprogramarse ya que es concebida como un ente en constante transformación.

La conciencia puede ser alterada por el uso y abuso de sustancias tóxicas y farmacológicas, como el caso de las drogas y alcohol. Asimismo,  trastornos de ansiedad y depresión pueden causar las mismas alteraciones y afectar el modo en que el sujeto concibe la realidad.

Significados relacionados