Carbohidratos

También llamados hidratos de carbono, glúcidos o sacáridos, los carbohidratos son uno de los tres macronutrientes o grupos químicos presentes en la materia orgánica con la que nos alimentamos, junto a las grasas y las proteínas. Encontramos carbohidratos en los vegetales, y también en algunos tejidos animales. Son los compuestos orgánicos más abundantes y diversos de la biósfera.

Los carbohidratos son la principal fuente energética de toda actividad celular y cumplen un rol fundamental en el metabolismo, razón por la cual son necesarios en la alimentación diaria.

pasta-514893_1920

Si bien la función primordial de los hidratos de carbono es proporcionar energía, también desempeñan un rol relevante para el funcionamiento y estructura de las células, órganos y tejidos.

Hay tres tipos principales de carbohidratos: los almidones (o carbohidratos complejos), los azúcares y las fibras.

Los carbohidratos existen en gran diversidad de formas, y están presentes principalmente en alimentos con almidón como el pan, las pastas y el arroz.

Otros alimentos ricos en almidones son las arvejas, la papa, el maíz, las lentejas, los guisantes, la avena y la cebada. Los granos, si son integrales, son más nutritivos que los granos refinados porque contienen todo el grano completo (compuesto por salvado, germen y endosperma).

Otro tipo de carbohidrato es el azúcar, ya sea en forma natural como el de las frutas o de la leche; o en forma de azúcar agregado a los alimentos (almíbar de las latas de frutas, azúcar de las galletitas, etc). Se la encuentra también en los jugos de frutas y otras bebidas endulzadas con azúcar.

El azúcar es conocida como azúcar de mesa, rubia, melaza, molida, en polvo, morena, sin refinar, de caña, de remolacha, miel, néctar, etc. Su nombre químico es sucrosa, el del azúcar de fruta es fructosa, y el de la leche lactosa.

Los azúcares y almidones aportan 4 kilocalorías por gramo, y en una dieta equilibrada se deberían ingerir 300 gramos por día provenientes de frutas y verduras, las cuales también aportan minerales, vitaminas y fibras vegetales.

La fibra es la parte del alimento vegetal que no se puede digerir, como la fruta, las legumbres, los granos integrales, los vegetales, los frutos secos. Al consumir fibra, ésta pasa directamente al intestino y no se digiere, contribuyendo a la salud digestiva, evitando la constipación y bajando el colesterol.

Las carnes, huevos, leche y pescado no tienen fibra, por eso las dietas deben ser equilibradas consumiendo por lo menos 30 gramos por día para gozar de buena salud.

Sinónimos de carbohidratos

hidratos de carbono, glúcidos, sacáridos

Significados relacionados