Benchmarking

El benchmarking es una técnica de evaluación comparativa de productos y servicios, a través de un proceso de recopilación de información de la competencia para obtener nuevas ideas. Se trata de tomar como referentes a los mejores, comparando los propios aspectos de la empresa con la de los líderes o competidores más fuertes del mercado, adaptando sus métodos y estrategias.

El benchmarking es un anglicismo de la administración de empresas, que significa “medida de calidad”. Implica un proceso continuo y sistemático de evaluación de la competencia sobre áreas en las que ésta evidencia las mejores prácticas, con el fin de transferir conocimiento para la mejora continua. 

window-770535_1920

Para lograr mejoras, es necesario identificar primeramente las áreas o procesos que queremos mejorar en nuestra organización, y luego las organizaciones o empresas que utilizan las mejores prácticas cuya comparación pueda servir.

La herramienta del benchmarking se utiliza no sólo en organizaciones empresariales, sino también en la administración pública para mejorar sus procesos y sistemas de gestión e implementación de una política de estado.

Se trata de comparar actividades para copiar la mejor, la que pueda generar mayor valor agregado. Generalmente es una técnica muy útil en calidad de atención y servicio al cliente, área en la que las empresas buscan ganar ventajas competitivas.

Los aspectos en los que se trata de obtener mayores ventajas competitivas son:

  • El nivel de calidad o valor creado sobre el producto considerando precio y costos requeridos para su fabricación y comercialización.
  • El nivel de productividad que permite comparar la eficiencia de los procesos cuantitativos y cualitativos.

En economía, el benchmarking es un instrumento utilizado para lograr un comportamiento eficiente y competitivo, consistente en la comparación del desempeño de una organización o empresa a través de las variables, coeficientes e indicadores.

Significados relacionados